Si estas buscando un plan de alimentación que te ayude a perder peso en poco tiempo puede que la dieta del huevo duro sea la mejor alternativa para ti. Este régimen asegura que, si se siguen las recomendaciones a raja tabla, se puede llegar a adelgazar 11 kilos en sólo dos semanas

Lo que propone es un menú semanal que se centra en el consumo de dos a cuatro huevos duros por día y vegetales, así como frutas cítricas en pequeñas cantidades, una propuesta saciante y que puede ayudar a mantener la masa muscular del organismo.

La dieta de los huevos duros es muy rica en proteínas, ya que los huevos son uno de los alimentos más proteicos que existen. También en vitaminas y nutrientes y contienen grasas saludables y minerales.

El objetivo principal de esta dieta es reducir el consumo de azúcar y sal y prohíbe por completo la ingesta de los alimentos procesados, los azúcares refinados y los carbohidratos.

Ejemplo de un menú siguiendo la dieta del huevo

A pesar de que el huevo tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, la duración de este régimen no debe superar las dos semanas ya que la ingesta de calorías se sitúa por debajo de las recomendadas e impide el consumo de ciertos alimentos que a largo plazo si debemos volver a incorporar en nuestra alimentación.

La dieta está basada en el consumo de huevos cocidos, preferiblemente por la mañana, pero el resto del día deberás consumir verduras y proteínas magras. 

  • Desayuno: 2 huevos cocido, una fruta cítrica, té o café.
  • Comida: Ensalada verde y 1 pieza de pollo a la plancha.
  • Cena: 1 pieza de fruta, dos rebanadas de pan integral y té.

Te puede interesar:

En el desayuno puedes complementar los huevos con una pieza de fruta o una rebanada de pan integral. En la comida, puedes comer pollo a la plancha y una ensalada y en la cena, para variar, puedes introducir el pescado. El menú ideal sería variar entre el pollo, fruta, verdura y el pescado, todo cocinado preferentemente a la plancha, al horno o al vapor.

Como cualquier otra dieta, es importante que la compagines con la práctica deportiva y que antes de empezarla lo consultes con expertos para evitar poner tu salud en riesgo.