Son muchas las teorías sobre cuántas veces comer al día para mantener una dieta sana y equilibrada que además ayude a perder peso sin efecto rebote. Si atendemos a las recomendaciones más tradicionales hablan de tres comidas principales (desayuno, comida y cena) y dos meriendas, una a media mañana y otra por la tarde. Estos aperitivos, siempre que sean saludables, ayudarán a llegar con menos hambre a las comidas principales. Otro cantar son las pautas que dan aquellos que apuestan por el ayuno intermitente, pero si lo tuyo es comer más veces repartiendo la cantidad que ingieres, te traemos tres meriendas saludables para adelgazar. Además, son fáciles de prepara y aptas para cualquier día de la semana.

Batido de fresa y plátano

Trocea 5 fresas maduras y un plátano maduro. Mezcla la fruta con la leche que tomas habitualmente y bate todo en un recipiente hasta obtener la textura perfecta para un delicioso batido.

Kéfir con fruta y chocolate negro

El kéfir es un lácteo rico en probióticos similar al yogur. Puedes tomar el kéfir para merendar mezclándolo con fruta. Para aportar un toque más dulce puedes añadir chocolate negro con un 70% o más de cacao.

Plátano con yogur y chocolate

La primera opción para una merienda saludable siempre debe ser la fruta. El plátano es una de las que más energía aporta. Completa esta merienda con un yogur natural y un par de onzas de chocolate para endulzarles la tarde.