Existe un superalimento con el que podrás decir adiós a las cremas antienvejecimiento. Las bayas de goji son el fruto perfecto para luchar contra los signos de la edad. Son un verdadero concentrado de vitaminas y nutrientes y contiene numerosos aminoácidos, oligoelementos, minerales y fitosteroles.

Su fuerte concentración en antioxidantes las convierte en un producto natural benéfico a diferentes niveles. Las bayas de goji aportarán a tu cuerpo múltiples beneficios:

  • Reforzando el sistema inmunológico: un carbohidrato llamado polisacárido, que abunda en la baya de goji, refuerza las defensas del organismo contra los ataques virales y bacterianos.
  • Purificando el organismo: gracias a los antioxidantes contenidos en la baya de goji, se eliminan más fácilmente las toxinas que se encuentran en los órganos vitales.
  • Ayudando a luchar contra el cansancio gracias a sus nutrientes y minerales.
  • Protegiendo el sistema cardiovascular: al reducir la producción de colesterol malo, los fitosteroles protegen las arterias del corazón.

Además, es reconocida por ser un complemento alimenticio muy útil en el marco de una dieta gracias a su bajo contenido en calorías y por contribuir a combatir la perdida de visión y reforzar la memoria.

Son un alimento que aporta una gran cantidad de energía a nuestro cuerpo y por eso, se recomienda su consumo por la mañana y, siempre que se pueda, consumirla fresca.

¿Cómo consumir las bayas de goji?

Te puede interesar:

  • Bayas de goji secas: es la forma más común. Es también la que permite conservar al máximo sus propiedades, sin aditivo añadido. Por otra parte, la ventaja de la baya de goji seca es su conservación a largo plazo.
  • En zumo: si lo hacemos con la fruta fresca conseguiremos que conserve sus propiedades pero, en este caso, la mayoría de los zumos de bayas de goji que se comercializan incluyen otros ingredientes como agua o azúcar por lo que no sería la opción más recomendada.
  • En infusión: basta con dejar en infusión una cucharada de bayas en un litro de agua hirviendo.

Es un alimento de lo más saludable y, como has podido comprobar, cargado de muchísimas propiedades beneficiosas para la salud pero, su consumo abundante no se recomienda a las mujeres embarazadas ya que la fruta es un estimulante para el útero y podría desencadenar un parto prematuro y tampoco a las personas alérgicas al polen o a los alimentos de la familia de las solanáceas.