La mayoría de las veces que tenemos mucha hambre no tenemos en cuenta los alimentos que ingerimos. Buscamos algo que nos ayuda a saciarnos sin prestar atención a las consecuencias que esto podría tener.

Cuando tenemos el estómago vacío, algunos alimentos no van a ser los adecuados para facilitar su digestión si son los primeros que ingerimos. Por eso es importante que, siempre que tengas hambre, y tengas el estómago vacío evites que estos cinco alimentos sean lo primero que comas.

El primero de ellos es el plátano. Aunque la fruta sea muy beneficiosa para nuestra salud, estando en ayunas puede aumentar la cantidad de magnesio en nuestra sangre debido a su alto contenido de este elemento, pudiendo provocar problemas en los riñones y tiroides. Otra fruta es la pera, ya que sus fibras pueden afectar a la mucosa del estómago y causarnos acidez.

El zumo de naranja como desayuno tampoco es lo más recomendable porque puede provocar problemas como gastritis y reflujo si no se acompaña con algo más. También el café. Si no tomamos algo después nos puede dar algún que otro problema o molestia.

Te puede interesar:

Comer dulces con el estómago vacío aumenta la glucosa de forma muy rápida, dándonos un subidón de azúcar.

Estos cinco alimentos no es que no se puedan consumir sino que es más recomendable que se acompañen con otros.