Si estás pensando en perder peso tienes que tener claro que cuando hablamos de adelgazar, las prisas no son buenas. Si lo que quieres es cuidarte y llegar al peso que deseas no es recomendable seguir una dieta demasiado estricta sino ir incorporando hábitos de forma progresiva y que a la larga, vayan formando parte de tu vida.

A la hora de adelgazar hay dos cosas que están claras. Necesitarás reducir la ingesta calórica o bien quemarla a través del ejercicio la que habitualmente haces aunque lo ideal es hacerlo combinando las dos.

La clave para conseguir adelgazar y evitar ese temido efecto rebote, lo ideal es cambiar hábitos y conseguir así perder peso de manera efectiva, saludable y rápida.

Te puede interesar:

Siete trucos para adelgazar sin tener que ir al gimnasio

  1. Elimina los zumos y las bebidas azucaradas de tu dieta.
  2. Haz las raciones más pequeñas. Para reducirlas, puedes hacerlo de dos maneras: prueba a usar un plato más pequeño del que utilizas normalmente. O puedes ir reduciendo las cantidades de manera progresiva.
  3. Acelera tu metabolismo. Esto puedes conseguirlo comiendo cada tres horas, haciendo ejercicios con pesas, realizando rutinas de entrenamiento HIIT con los que ponerte en forma o incluso tomando comida picante.
  4. Incorpora a tu dieta alimentos diuréticos. Apuesta por incorporar a tu alimentación productos como la piña, la alcachofa, pepino, remolacha o sandía.
  5. Cuida el desayuno. Intenta que sea lo más saludable posible. Evita dulces, barritas o cereales azucarados. Las galletas o el pan de molde tampoco son buenas opciones si buscas perder peso.
  6. Ordena la nevera y la despensa.
  7. Crea las versiones saludables de tus "caprichos". Si no quieres tirar por la borda el esfuerzo y constancia empleados en comer de forma saludable dale a tus caprichos una versión sana. Si te apetece comerte una pizza opta por hacerla con ingredientes sano, haz la masa y no abuses de su consumo.