Después de un mes de excesos y de una alimentación poco cuidada tras las celebraciones navideñas, es normal que nuestro cuerpo pida ayuda a gritos. Quizá en las últimas semanas has notado que tu estomago se siente más pesado de lo habitual o que el hinchazón y el malestar te están acompañando de una forma bastante frecuente. Todo eso son señales que te están diciendo que necesitas una limpieza, para que recupere su actividad habitual.

Unos días de “détox” para ayudar a tu organismo a eliminar sustancias de desecho que hacen que el hígado y los otros órganos depurativos del cuerpo se saturen, son la mejor alternativa a la que podemos recurrir en estos casos y precisamente para eliminar todo lo que le impide funcionar bien y recuperar su buen ritmo, un buen caldo depurativo y una dieta ligera son todo lo que necesitas.

Hoy te traemos una receta que te ayudará, no sólo a darle esa limpieza que tu cuerpo necesita sino también a bajar de peso. Este puré te ayudará a estar saciado cuidando tu alimentación con un caldo nutritivo y cargado de propiedades.

Ingredientes para 2 litros de agua

  • 3 cebollas medianas
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 o 2 ramas de apio (depende de si te gusta más o menos su sabor9
  • 1/2 nabo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 litro de agua

Esta combinación de ingredientes es ideal para conseguir eliminar líquidos y gases, deshinchar, calmar el sistema digestivo, reforzar el sistema inmune y mejorar la regularidad

Elaboración del caldo depurativo

  1. Lava, corta y trocea todas las verduras a dados o rodajas medianas.
  2. En un a olla alta con tapa pon 2 litros de agua a temperatura ambiente, las verduras troceadas, y 1 hoja de laurel. No añadas sal.
  3. Deja que hierva y entonces baja el fuego y cuece durante 1 hora. Elimina la espuma de vez en cuando por si hay pequeñas impurezas, aunque al ser solo verdura no es muy probable.
  4. Retira las verduras, cuela el caldo para eliminar impurezas, y una vez frío, guárdalo en el frigorífico.

Te puede interesar:

Lo ideal es que además de tomar un vaso de un caldo depurativo al despertarte y antes de las comidas principales (también lo puedes beber entre horas en caso de que sientas que tienes hambre) el resto de tu alimentación debe ser también altamente digestiva y ligera, para ayudarte a limpiar el organismo y adelgazar.

Lo recomendable es que consumas más fruta y verdura de lo habitual, cereales integrales o legumbre, muy ricos en fibra, para que ayuden a arrastrar los tóxicos y proteínas ligera