Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre el Cielo y la Tierra

El reputado científico Ángel Guerra “envía” al arcángel Rafael a este mundo para demostrar con humor y amenidad que, pese a la crisis de valores, la sociedad tiene motivos de esperanza

Ángel Guerra Sierra

Preocupados por el cariz que han tomado las cosas en la civilización occidental, sobre todo el deterioro de los aspectos que defienden la dignidad humana y la pérdida de valores, los miembros del Consejo de la Academia para la Formación de los Ángeles de la Guarda (AFAG) – los arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel–conciben un plan para recoger información de campo que les sirva para confeccionar un manual moderno y eficaz para la formación de sus alumnos. Deciden que Rafael visite la Tierra, con la misión de relatar historias reales que evidencien dos cosas: que, a pesar de los pesares, en los hombres y las mujeres queda un fondo de generosidad y magnanimidad, y que en el desarrollo de la cultura, principalmente científica y técnica del último siglo, hay numerosos aspectos positivos.

Rafael se trasplanta a la Tierra en forma de mujer. Kathy Schnieper, que es el nombre elegido, es suiza, tiene 35 años y es una ejecutiva que logra trabajo en las oficinas de la UNESCO en París. El libro relata, con humor y agilidad, las peripecias de la estancia de un año de Kathy en nuestro planeta. La solución a los problemas de adaptación, viajes, encuentros y experiencias se suceden con fluidez. Kathy mantiene comunicación constante con sus colegas del Cielo, usando los medios informáticos modernos (está online), a los que no estaban acostumbrados en la patria celestial.

Kathy envía noticias, anécdotas y experiencias sobre temas de actualidad. Todo ello para demostrar que hay mucho bien en el mundo. Que hay razones de esperanza. Kathy aprovecha cada comunicación para introducir el tema con unas reflexiones personales de enjundia y profundidad.

De vuelta a casa y reunidos en cálida tertulia, los tres arcángeles están de acuerdo en el diagnóstico: la crisis que se vive a nivel mundial está reemplazando los valores cristianos. Pero los hombres de buena voluntad con la ayuda de sus ángeles de la guarda evitarán el acecho del Maligno y sus secuaces. Y sin perder el sentido del humor, característica humana de la que carecen los diablos. El ensayo pretende ser un ejemplo moderno y lúdico de apologética cristiana.

Ángel Guerra es doctor en Biología por la Universidad de Barcelona. Además de su labor docente e investigadora en el CSIC, mantiene una amplia trayectoria divulgativa sobre biología y ecología marina. Autor de numerosos artículos y libros, ha recibido premios y distinciones. Es presidente también de la Asociación Galega de Bioética.

Compartir el artículo

stats