Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una búsqueda vital repleta de magia

El neumólogo Manuel Barreiro comparte con ternura y humor experiencias personales explorando el amor, la amistad y la existencia

El médico pontevedrés Juan Manuel Barreiro

El médico pontevedrés Juan Manuel Barreiro Ricardo Grobas

Tres señales misteriosas bastaron para llevar a Juan Manuel Barreiro a escribir su primer y por el momento único libro y compartir con el lector su experiencia vital en “Memorias de un médico bien educado” (editorial Círculo Rojo), una biografía repleta de humor, ternura y magia en la que habla de temas cotidianos, de su profesión, del amor, la amistad, la familia y de su constante búsqueda del sentido de la vida más allá de la ciencia, lo que le lleva a reflexionar sobre temas espirituales, “que no religiosos”, puntualiza.

Nacido en Pontevedra en 1948 y alumno interno del colegio Jesuitas de Vigo desde los 13 años, Juan Manuel Barreiro decidió estudiar medicina tras haber leído en el curso de preparación universitaria el libro “Cuerpos y almas”, de Maxence Van der Meersch, que describe la medicina que se practicaba en París a principios del siglo XX en un entorno de miseria y prácticas vejatorias a las que sometían los facultativos a prostitutas y tuberculosos.

Curiosamente unos años antes de jubilarse, un paciente le regaló la última edición de esa obra, actualmente descatalogada. “Hay señales, pequeños detalles que nos envía la vida y que es una delicia aprender a captar”, explica Barreiro, quien pese a su formación científica defiende el desarrollo de la intuición, del sexto sentido y de la inspiración como herramienta de conocimiento. “Creo que estamos medio dormidos en este planeta de tercera dimensión, tenemos que despertar ya para alcanzar la quinta dimensión”, afirma.

Tras estudiar la carrera en Santiago y ejercer dos años en el rural de Tarragona, Barreiro inauguró el sistema MIR en el Hospital Xeral de Vigo, donde ejerció como neumólogo hasta su jubilación hace siete años. En el libro recuerda algunas anécdotas relacionadas con su profesión, “solo las positivas”. Así habla de su primer paciente, un tipo alegre y optimista con cáncer de pulmón al que tras una exitosa cirugía en la que le resecaron el tumor recomendó una cura de proteínas y aire fresco que el hombre decidió llevar a cabo en A Cañiza a base de jamón, producto que luego enviaba cada año a su médico como regalo, rememora sus enseñanzas a residentes a los que recomendaba conectar con el paciente y no limitarse a ver placas, y narra la historia de una mujer con asma a la que llegó a preguntar tres veces por su vida hasta que le respondió, llorando, que no había conseguido perdonar a su padre por haberse suicidado. “Mi consulta estaba llena de clínex”, recuerda al explicar la importancia de la parte emocional en las enfermedades.

Un grabado titulado “El Descubridor”, obra de su colega de profesión y licenciado en Bellas Artes J. Antonio Díaz Pedreira, sirve de portada de la autobiografía de un hombre empeñado en buscar verdades, tal y como narra en sus experiencias de viajes. Uno de ellos se produjo en los años 70 cuando estaba haciendan la mili en Madrid, ya licenciado en Medicicna. “Fui con mi mujer y mi cuñada a una conferencia que daba un mahatma en un colegio mayor. Fue un disertación muy bonita sobre la búsqueda interna de la felicidad. Me fui con él a Estados Unidos y acabé en una asamblea llena de hindúes y hippies hablando sobre la paz”.

Los amigos aparecen en los diferentes capitulo en que divide su historia como parte importante de su vida, al igual que la familia –tiene una hija pediatra– y su esposa, a la que dedica un apartado sobre conversaciones espirituales con ella. Amigos de la adolescencia, como Pepe “El músico”, que cambió el rumbo de su vida cuando una guitarra se le cruzó en su camino, compañeros de profesión como Armando González López, prologuista de la obra, poeta y compositor de canciones para María do Ceo, se suceden en los recuerdos plasmados sobre el papel, unos recuerdos entañables que transmiten optimismo y buenas vibraciones. El libro está a la venta en las librerías Vernet (Baiona), Librouro, Gándal y Versus (Vigo), El Pueblo (Pontevedra) y Eixo (Ourense).

Compartir el artículo

stats