26 de marzo de 2020
26.03.2020
Faro de Vigo

Tres barcos del cerco y un arrastrero de Marín están parados y plantean un ERTE

Los cuatro buques de la flota de Mauritania se turnan para faenar y salen dos en cada marea

26.03.2020 | 01:45
En la plaza hay pescado pero no clientes | En la plaza de abastos de Pontevedra se podían ver ayer algunas bancadas bien surtidas de pescado, pero la demanda no acompañaba a la oferta. Con el confinamiento impuesto por la actual crisis sanitaria muchos clientes han dejado de acudir al mercado ya que tienen que hacer sus compras en los supermercados más cercanos. También hay bancadas vacías.

La pandemia del coronavirus empieza a hacer mella en la flota pesquera de Marín. Tres de sus barcos de cerco están amarrados y sus armadores se plantean un ERTE en las tripulaciones. También permanece parado en puerto uno de los arrastreros asociados a la Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín (Opromar).

Sin embargo están faenando todos los barcos que pescan en el caladero nacional y en la costa cercana de Portugal.

En Mauritania venían faenando hasta ahora cuatro barcos de fresco, que aunque siguen allí, ante la situación originada por la caída de precios han decidido turnarse en las mareas, de modo que salen cada dos semanas dos buques mientras que los otros dos permanecen en puerto. El objetivo es adaptar la flota existente a la demanda.

Estos cuatro barcos de Marín dedicados a la pesca en fresco son los únicos españoles que actualmente operan en el litoral de Mauritania.

La Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín ha detectado una bajada de precios muy importante, que a pesar de que no es sustancial en el caladero nacional -donde los precios no han variado mucho, con algunas excepciones, como el rape, cuyo precio sí ha caído de forma significativa-, sí es una bajada muy destacada en los valores internacionales.

El sector está preocupado especialmente por la evolución de los precios del producto, que es determinante para que la flota pueda seguir faenando y sosteniendo las actuales tripulaciones. Por eso ha demandado medidas a los diferentes gobiernos, Xunta de Galicia, Estado central y Unión Europea, para poder mantener la actividad durante la crisis generada por la actual emergencia sanitaria.

Flota

La Organización de Productores de Pesca Fresca del Puerto y Ría de Marín agrupa en estos momentos a once buques, que están faenando en el caladero nacional y costa de Portugal, uno de cerco, cuatro de arrastre en Mauritania y 19 de palangre en superficie trabajando en los tres océanos, actualmente con dos buques en Perú,

Los armadores de Marín han alertado a raíz de la actual crisis sanitaria que la flota tendrá que parar si los precios continúan bajando por lo que han demandado ayudas públicas.

Opromar se ha dirigido a la Comisión Europea mediante una carta para exponer que el sector que representa "está inmerso en una situación límite" al estar sujeto a todas las medidas proteccionistas que están siendo adoptadas tanto por los propios gobiernos de la Unión Europea como por los países donde desarrolla su actividad.

"Ya estamos sufriendo los efectos del coronavirus para nuestra industria, puesto que los operadores han dejado de comprar nuestra producción y estamos obligados a almacenarla. Es previsible que de mantenerse esta situación la flota tendrá que cesar en su actividad", expone la organización.

Para Opromar, las medidas instauradas para evitar la propagación del Covid-19, en particular por países terceros, impiden el movimiento de las tripulaciones para proceder a los relevos, así como las del personal de mantenimiento de los buques. Incluso algunas navieras están reduciendo sus escalas en muchos puertos, lo que en definitiva impide la remisión de la producción a los mercados y en consecuencia el abastecimiento de los mismos, explican.

Opromar plantea algunas medidas, como la modificación del Reglamento 508/2014, y en particular del artículo 33 para incluir esta excepcionalidad en las paradas temporales, por razones directas (afectados y cuarentenas) e indirectas (comercialización del producto) relacionadas con el coronavirus; la inclusión de las ayudas al almacenamiento privado sin ningún tipo de limitación durante la vigencia de la crisis; que en esta circunstancia del coronavirus, las ayudas ya permitidas en las directrices de estado sobre compensación por circunstancias excepcionales sean financiadas por el FEMP; o una campaña dirigida a los consumidores, recordando que los productos pesqueros son parte de una dieta saludable así como evidenciar que el empaquetado de los productos pesqueros no se asocie con la transmisión del coronavirus.

Material de seguridad

Por otra parte Opromar ha conseguido ya las mascarillas para evitar el contagio de Covid-19, que la organización venía demandando para todas las tripulaciones.

Por el contrario no ha logrado aún los termómetros necesarios para todas las tripulaciones, por lo que hace un llamamiento a las autoridades sanitarias para que les facilite estos medidores de temperatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca