24 de enero de 2020
24.01.2020

El control de aves supuso la captura de 324 palomas y la revisión de 237 tejados

-Este servicio, que ofrece gratuitamente el Concello, tiene cada año una mayor demanda -La instalación de una jaula en el tejado del mercado supuso una gran mejora en la zona

24.01.2020 | 02:40
Jaula de control de palomas en el tejado de la plaza de abastos. // S.A.

El control poblacional de aves que se lleva a cabo en la villa marinense desde hace tres años, a través de la empresa Larus Control, sigue dando muy buen resultado. Las dos especies sobre las que se actúa, la paloma común y la gaviota patiamarilla, causan problemas en el núcleo urbano debido a su proliferación, por lo que es necesario tomar medidas que reduzcan las incomodidades que generan.

En lo que respecta a la paloma común, tras los tres primeros años de control poblacional, los resultados de reducción de ejemplares son óptimos. Según los datos revelados ayer por la empresa, y analizados por la concejala Marián Sanmartín, se conseguió reducir en más de 1.500 individuos de promedio, pasando de una cifra cercana a las 2.000 palomas censadas en el inicio del servicio a 350 en la finalización de este cuarto año de trabajo.

De manera pormenorizada, en el 2019 se llevaron a cabo intervenciones con jaulas de captura en diferentes puntos de la localidad, tanto en el casco urbano como en algunas zonas exteriores. Así, desde abril se capturaron 324 palomas. En el mes de octubre, se instaló además una jaula en el tejado del Mercado de Abastos para reducir al máximo posible la población en esta zona. Después de estas actuaciones, en este momento el censo poblacional de paloma se mantiene en torno a los 350 ejemplares.

Es importante destacar que todos los métodos utilizados dentro de los controles son ecológicos e incruentos y en todo momento la empresa cuenta con los permisos de Medio Ambiente para realizar sus intervenciones.

Gaviota patiamarilla

En cuanto a la gaviota patiamarilla, el servicio de control poblacional se renovó por quinto año consecutivo debido a la gran acogida que tuvo entre la ciudadanía, principalmente por las molestias y prejuicios que se evitan en sus viviendas al hacer uso del servicio gratuito que les facilita el ayuntamiento. Según indican desde Larus Control, cada año crecen las llamadas solicitando estos trabajos.

Los expertos indican que durante 2019 se redujo la población de parejas reproductoras, debido a la falta de ejemplares nuevos que colonicen las nuevas zonas de cría.

Aquellos vecinos que deseen que sus tejados sean inspeccionados pueden ponerse en contacto con Larus Control a través del correo laruscontrol@hotmail.com o en los números de teléfono 689838359 el 654831848, en horario de 10.00 a 19.00 horas.

Además de este servicio que gratuitamente ofrece el ayuntamiento, desde el gobierno local se tomaron otras medidas para facilitar la reducción de estas dos especies. Por una parte, se retiró la basura del exterior de la plaza de abastos, con resultados óptimos al suprimir un importante punto de alimentación de las gaviotas de la zona. Por otra, se informó a los propietarios de inmuebles en mal estado con palomares incontrolados de la obligatoriedad de tomar las medidas oportunas para solucionar el problema.

Al mismo tiempo, el ayuntamiento pide colaboración vecinal para que aquellas zonas que no están degradadas también se tomen medidas cuando la acumulación de aves en alféizares y otras superficies suponga un problema de higiene y limpieza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca