13 de enero de 2020
13.01.2020

Galicia registra la primera muerte de un conductor de patinete eléctrico

El joven padecía del corazón y la autopsia esclarecerá si sufrió una indisposición previa

13.01.2020 | 02:34
Un agente sujeta el patinete ante el cuerpo de la víctima en la calle Padre Avelino, de Campelo. // Gustavo Santos

Un hombre de 31 años falleció en la tarde de ayer tras caer del patinete eléctrico en el que circulaba en la calle Padre Avelino de Campelo. El joven, vecino de la parroquia de Poio, sufrió un golpe en la zona frontal de la cabeza. El motivo de la muerte es aún desconocido ya que no se sabe si fue provocado por este golpe o si bien sufrió alguna indisposición que motivara la caída, una hipótesis que toma fuerza ya que, según ha podido saber FARO, el fallecido padecía de problemas cardiacos.

Sucedió en torno a las 16.15 horas de la tarde de ayer, cuando el 112 recibía una llamada de un particular. La zona no presentaba señales de frenazos y los dispositivos allí desplazados afirman que no chocó contra ningún objeto ni vehículo. Nadie en la zona presenció la caída, y de hecho fue un conductor que pasaba por la calle quien vio al fallecido tirado en el suelo, sin saber cuánto tiempo llevaba ahí, algo que pudo ser vital para salvarle la vida.

Las autoridades están investigando la causa como accidente de tráfico, al tratarse de un VMP, vehículo de movilidad personal, a la espera del informe del anatómico forense que esclarezca lo ocurrido. La autopsia se realiza hoy.

Al lugar se desplazaron dos ambulancias del 061, además de la Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil. La primera de las ambulancias llegó al lugar 12 minutos después de la llamada, la segunda escasos minutos después. Cuando llegaron los efectivos la víctima se encontraba en parada cardiorespiratoria y aunque los médicos intentaron reanimarlo no hubo nada que hacer. La familia vivió con angustia estos momentos puesto que el joven residía en la misma calle del incidente. De hecho, especialistas del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes o Emergencias (GIPCE) atendieron allí mismo a los familiares, conmocionados pola noticia.

El levantamiento del cuerpo se produjo a las siete menos cuarto de la tarde, dos horas y media después del accidente mortal. Tras la autopsia se velará el cuerpo en el tanatorio de Poio y mañana se celebrará el entierro.

Se trata del primer accidente mortal en Galicia con un patinete eléctrico, que como VMP son considerados como vehículos, en caso de colisión como afirma la última instrucción de la Dirección General de Tráfico.

Calle adoquinada

La calle Padre Avelino, que baja de la Iglesia de Campelo hacia la lonja, fue adoquinada el pasado verano. Además en esa misma remodelación se limitó el aparcamiento para mejorar su visibilidad tras varios accidentes sucedidos en ella, el último el pasado mes de noviembre. La calle tiene un límite de velocidad de 30 kilómetros por hora y los patinetes eléctricos no deben circular a más de 25 km/h.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca