10 de noviembre de 2019
10.11.2019

Un incendio destruye el astillero de Placeres y alarma a la población de Lourizán y Marín

El fuego se desató pasada la medianoche del viernes y originó sucesivas explosiones debido a la presencia de materiales inflamables

10.11.2019 | 03:23
Así intentan salvar de un incendio los barcos de un astillero de Marín. // S. Álvarez

El incendio que devastó el astillero de Placeres en la madrugada del pasado sábado alarmó a los vecinos de Lourizán (en Pontevedra) y también de Marín, ya que el fuego se desarrolló entre sucesivas explosiones, grandes columnas de fuego y humo, y movilizó a numerosos cuerpos de seguridad y de extinción, tanto por tierra como por mar. Obligó incluso a cortar provisionalmente la carretera PO-11, conocida como autovía de Marín, ya que las llamas se acercaban a la calzada. En los primeros momentos del incendio se temió por la contaminación del banco marisquero, si bien se aplicaron rápidamente medidas anticontaminación en torno a la industria afectada.

El fuego se desató pasadas las 00.00 horas por motivos que se están investigando y rápidamente se extendió por el astillero, donde se acumulan productos altamente inflamables, como pinturas y barnices, así como depósitos de combustible. El balance final fue de dos barcos arruinados por las llamas: el palangrero Mar do Rostro, de armadores coruñeses, y el arrastrero de litoral Praia de Esteiro, así como importantes daños en la nave de trabajo de la empresa.

Las imágenes del incendio industrial en el astillero de Placeres. // S. Álvarez | FdV

Si bien como consecuencia del incendio no hubo que lamentar daños personales, a la mañana siguiente, una vez extinguido el fuego, resultó herido leve un miembro de la familia propietaria de la empresa, que acudió al astillero y sufrió una caída. Fue trasladado a un centro sanitario con alguna contusión.

El fuego movilizó a varias dotaciones de bomberos de la provincia, así como a la Policía, Protección Civil, Salvamento Marítimo y Axega (Axencia Galega de Emerxencias). Se activó el nivel 1 del Platerga (Plan territorial de emergencias de Galicia). En el primer momento del siniestro se llegaron a cortar las carreteras PO-11 y PO-12 y habilitar desvíos alternativos por la PO-546 hacia Pontevedra y Marín.

Primeras reacciones tras el incendio del astillero de Marín. // S. Álvarez | F. Martínez

Bomberos municipales de Pontevedra, del propio Consorcio provincial, bomberos de Vigo, Morrazo, Ribadumia, Baixo Miño y O Salnés; Policía Local; Policía Nacional -por su competencia sobre el Puerto-; Guardia Civil -por tener competencia sobre la autovía-; Protección Civil de Marín, Poio, Pontevedra y Cambados; el buque SAR Gavia y el Hermanos García Nodal de Salvamento Marítimo -además de un remolcador que aportó agua desde la ría-; el servicio de Gardacostas de Galicia; y un camión gran nodriza de la Axega con capacidad para 25.000 litros y que despachó 150.000 litros de agua, apoyado por dos nodrizas de Medio Rural de la Xunta, constituyeron el operativo que trabajó para extinguir las llamas. Si bien al alba del sábado el incendio estaba controlado, las llamas no se dieron por extinguidas por completo hasta bien avanzada la mañana.

El siniestro alertó, además de a los vecinos de la zona, a la Cofradía de Pescadores y Mariscadores de Lourizán, ante el temor de que los productos contaminantes de la industria se esparciesen por la ría. La Autoridad Portuaria activó el PIM (Plan Interior Marítimo) y desplegó barreras anticontaminación rodeando el astillero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca