08 de octubre de 2019
08.10.2019

La mujer que iba en un patinete por la autopista dijo a los agentes que se despistó

Una vez en la AP-9 cruzó la mediana y continuó al creer que era "el camino más corto hacia su destino" -Tráfico recuerda que estos vehículos no se pueden usar en vías interurbanas

08.10.2019 | 01:48
Juan José López, teniente del destacamento de Tráfico. // G. Santos

Se desorientó y cuando se vio en la autopista, continuó adelante dado que pensó que "era el camino más cercano hacia su destino" que era el entorno de la plaza de abastos de Pontevedra. Esta fue la explicación que, grosso modo, dio a la Guardia Civil la mujer de 36 años vecina de la ciudad del Lérez que el pasado domingo fue interceptada circulando en un patinete eléctrico por la AP-9 a la altura de la ciudad del Lérez.

La Guardia Civil de Tráfico aprovechó la conducta imprudente de esta mujer para hacer pedagogía sobre el uso correcto de estos vehículos de movilidad personal, recordar su prohibición en viales interurbanos y para intentar concienciar del riesgo que entrañan este tipo de conductas para la protagonista de estos hechos y para el resto de usuarios de una autopista como esta en la que se sucedieron los hechos.

Recuerdan que estos vehículos de movilidad personal (VMP) no solo no se pueden utilizar en vías de alta capacidad como una autovía o autopista, sino que no está permitido circular con ellos por "ninguna vía interurbana". Son vehículos pensados para "entornos urbanos" por lo que es ahí donde se deben quedar. Según Tráfico, correspondería a los Concellos establecer las normas sobre los lugares por los que pueden circular y en qué circunstancias en sus respectivas ordenanzas municipales.

Así lo aclaró el teniente Juan José López Castro, jefe del Destacamento de Tráfico de Pontevedra. De hecho, subrayó que ya contabilizan entre sus expedientes alguna otra denuncia más en la provincia por circular con este tipo de vehículos de movilidad personal por zonas que no son de carácter urbano. Sin ir más lejos, en julio, en Ribadumia, se le imputó la responsabilidad de un accidente de tráfico al conductor de uno de estos vehículos (un monopatín) que colisionó frontalmente contra un vehículo y además dio positivo por alcohol.

López Castro también confirmó que la mujer interceptada el domingo en la AP-9 se expone ahora a una sanción de 100 euros por circular con este patinete por un lugar no permitido, puesto que se le aplica el mismo trato que a un peatón.

En cualquier caso, y aunque esta mujer deberá responder a una sanción administrativa, el teniente del destacamento de Tráfico de Pontevedra advirtió que este tipo de comportamientos imprudentes, si llegan a ocasionar consecuencias graves para el tráfico y otros usuarios, incluso pudieran llegar a tener relevancia penal, aunque resaltó que "afortunadamente no ha sido este el caso". A la mujer se le practicó la prueba de la alcoholemia y dio resultado negativo.

Saltó la mediana

Cabe recordar que esta mujer entró con su patinete eléctrico en la autopista por el acceso de Lourido, recorrió un pequeño tramo hacia Vilaboa y luego saltó la mediana (se cree que sobre el propio puente de la Ría) para cambiar de sentido y luego recorrer otro tramo hacia el norte con la intención de salir de la autopista en el nudo de bomberos. Fue interceptada por una patrulla motorizada de la Guardia Civil a la altura de la propia Comandancia.

López Castro subrayó que, en el caso de que alguien desorientado se vea en una situación de este tipo en una autopista o autovía, lo que debe hacer es "buscar un lugar seguro para él y el resto de usuarios y luego pedir ayuda" y nunca continuar su marcha como hizo esta mujer, en una clara "conducta de riesgo". La mujer tenía además carné de ciclomotor, por lo que debería ser consciente de las normas de circulación y que no puede usar este vehículo en una autopista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca