02 de octubre de 2019
02.10.2019

Un acusado de abusos a una menor confiesa y evita la cárcel con el pago de 13.000 euros

Fiscalía y la familia aceptaron esta conformidad para evitar una segunda "victimización" de la niña e impedir que tuviera que declarar -Era el compañero de piso de su padre

02.10.2019 | 02:15
El acusado, en el juicio. // G.S.

Evitar que una niña que sufrió abusos sexuales por parte del compañero de piso de su padre tuviera que pasar por una segunda "victimización" al obligarla a revivir aquel terrible episodio durante su declaración judicial fue el principal motivo por el que la Fiscalía de Pontevedra accedió ayer a alcanzar un acuerdo de conformidad con el autor de estos hechos. Un acuerdo que permite al acusado eludir la cárcel tras asumir una condena de dos años de prisión y el pago de la responsabilidad civil por las secuelas que aquel incidente dejó en la menor. Una indemnización que ascendió a 13.000 euros con los intereses correspondientes.

El pago de esta cantidad permitió al acusado eludir la cárcel y que le fuera suspendida la pena privativa de libertad. A mayores, deberá cumplir cinco años de libertad vigilada y otros cinco de alejamiento hacia la menor.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2016. Por aquel entonces, los padres de la menor estaban separados y la víctima mantenía un régimen de visitas ordinario y abierto con su padre. Este convivía con el acusado en un domicilio del partido judicial de Cangas.

Así, el fin de semana de entre el 7 y 9 de octubre de 2016 a la menor le correspondía estar con su padre y fue el acusado quien fue a buscar a la niña para disfrutar del fin de semana en la casa familiar. El acusado reconoció como cierto que esa madrugada del 7 de octubre, aprovechando de la confianza que la menor tenía en él, y que se había quedado dormida en su cama, le realizó tocamientos por debajo de la ropa, incluyendo la zona genital. La niña, al darse cuenta, se dio la vuelta y el acusado cesó en su acción. Estos hechos se repitieron a primeras horas de la mañana y en la hora de la siesta ese mismo día, con la misma reacción por parte de la menor.

Como consecuencia de estos hechos, la niña sufrió trastorno de estrés postraumático y precisó tratamiento médico y psicológico. Precisamente, según explicaron fuentes de la Fiscalía, no hacer pasar a la menor por el calvario de una nueva declaración fue uno de los principales motivos para buscar un acuerdo con el acusado, que confesó los hechos a cambio de eludir la prisión. La propia acusación particular que ejercía la madre de la menor también estuvo de acuerdo con esta conformidad a la que, eso sí, la Fiscalía no accedió hasta que el acusado, en la mañana de ayer, hubo consignado los 13.000 euros de responsabilidad civil por los daños morales causados a la menor, hoy en día ya una adolescente.

Confesión tardía

Inicialmente, el acusado se enfrentaba a una petición de condena de cinco años de prisión por un delito de abusos sexuales. Se le aplicaron los atenuantes de confesión tardía y reparación del daño lo que permitió la reducción de esta petición de pena.

Con este acuerdo también se evitó la comparecencia en la sala de otra menor que debería comparecer como testigo por estos hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca