21 de marzo de 2019
21.03.2019

Tambo reabre su temporada de visitas con las restricciones en antiguas zonas de maniobras

Irmandade Illa de Tambo organiza seis viajes hasta agosto con un aforo máximo de 50 visitantes por día -Estudiarán con la Escuela Naval Militar de Marín aumentar el recorrido

21.03.2019 | 02:20
La isla de Tambo. // Gustavo Santos

El colectivo Irmandade Illa de Tambo abrió un periodo de visitas a la isla de la ría de Pontevedra tras las celebradas entre septiembre y diciembre después de que la Escuela Naval Militar (ENM) de Marín volviese a autorizar los viajes al enclave tras los actos de vandalismo registrados hace más de dos años. Serán en total seis visitas repartidas entre abril y agosto que contarán con restricciones como un aforo máximo de 50 personas durante dos horas y media al día así como en el recorrido, al estar solo permitido el acceso a parte de Tambo por razones de seguridad, al estar clausuradas las zonas donde se realizaron con anterioridad maniobras por parte de la Infantería de Marina, así como a la playa y la Comboa.

Las visitas a la Illa de Tambo se realizarán los días 6 y 27 de abril, el 11 de mayo, el 22 de junio, el 20 de julio y el 10 de agosto. La inscripción ya está abierta por medio del correo irmandadeilladetambo@gmail. com y las solicitudes serán atendidas por orden de recepción, según señalan desde el colectivo. Cabe recordar que entre septiembre y diciembre unas 300 personas visitaron el enclave y que "en todos los viajes hubo gente que se tuvo que quedar en lista de espera debido a la alta demanda y a las restricciones de 50 personas por cada viaje", indicó el presidente del colectivo, Antonio Costa.

Los viajes saldrán del puerto de A Canteira de Combarro a las 10 horas y el regreso será a las 14 en el mismo puerto respetando las restricciones impuestas por la ENM. Precisamente Irmandade Illa de Tambo visitará en los próximos días el enclave junto con miembros de la Escuela Naval para abordar las restricciones a las que están sometidos los viajes no en tanto al aforo por día, con el que el colectivo está conforme, sino en cuanto al recorrido.

"Queremos conocer en que situación está la isla pero también si es posible ampliar el recorrido", indica Costa. Y es que actualmente la ENM solo permite transitar por la zona sur del recorrido perimetral desde el faro de Tenlo hasta el polvorín y desde la asociación van a plantear la posibilidad de que se pueda visitar también la Comboa.

"Tiene una gran importancia histórica porque es el muro que recogía el agua con marea alta y se llenaba de pescado que servía de suministro para el monasterio de San Xoán", explica Costa.

Los miembros de Irmandade Illa de Tambo también abordarán la situación cerrada por maniobras militares y que en su día, desde la ENM indicaron que deberían ser sometidas a una exhaustiva revisión para conseguir los estándares de seguridad previstos para las visitas. "Nos parece bien que quieran asegurar la zona, pero ¿eso quiere decir que en los años anteriores en los que no se avisó de ese riesgo, pudo haber algún tipo de daño y no se alertó?", cuestionaba el presidente del colectivo. Precisamente la realización de esa revisión se abordará en la visita a Tambo de la asociación y la ENM con el objetivo de conocer si se podrá ampliar el recorrido.

Importancia del enclave

Desde el colectivo defienden que estos viajes tienen como objetivo "poner en valor Illa de Tambo". "Los primeros años desde la desafectación de usos militares los viajes se hacían para dar a conocer y concienciar la importancia que tiene y su interés, pero ahora estamos en una segunda fase en la que es necesario limitar las visitas para posibilitar su conservación y regeneración", indica Costa que pone contraparte la situación del Parque Natural das Illas Atlánticas "con casos conocidos en los que se superó el aforo por día".

Precisamente, desde el colectivo señalan la "imposibilidad" de que Tambo pueda ingresar en ese parque natural. "No se dan las condiciones para ello, el alto nivel de la calidad del agua que requiere", indica el presidente del colectivo, recordando la situación del saneamiento de la ría y el emisario, que sale a 200 metros de la isla lo que está provocando que se entierren en la arena del enclave "perlas, pequeñas bolas de entre uno y dos centímetros de diámetro que despiden mal olor". Desde el colectivo consideran importante que se mantenga cerrado el acceso a la playa para posibilitar la regeneración natural de la misma y de la duna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos

FaroEduca