02 de febrero de 2019
02.02.2019
Faro de Vigo

Tráfico vigila a mil conductores sin carné para impedir que quebranten sus condenas

La Guardia Civil de Pontevedra cuenta desde 2016 con un equipo especializado para intentar mantener fuera de las carreteras de la provincia a los usuarios más peligrosos

02.02.2019 | 02:26
Los efectivos de Tráfico tras detectar a este conductor multirreincidente en Moraña. // Guardia Civil

La Guardia Civil de Tráfico sigue de cerca en la provincia de Pontevedra a unos mil conductores multirreincidentes para intentar impedir que quebranten las condenas por las que han sido apartados de las carreteras. Se trata de un millar de usuarios de los que, con la colaboración de la Fiscalía, disponen información sobre sus condenas por haber cometido delitos al volante y a los que siguen la pista de cerca.

Aunque el control de estos conductores reincidentes es una labor que se hace extensiva a todas las patrullas de la Agrupación de Tráfico de la Comandancia, el Subsector de Pontevedra cuenta desde 2016 con un equipo integrado por dos efectivos del Destacamento de la ciudad del Lérez que es el encargado de gestionar toda la información sobre aquellos conductores que han perdido sus puntos del permiso de conducción, de aquellos que fuesen privados del derecho a conducir en virtud de alguna resolución judicial y también están atentos a personas que hayan perdido la vigencia de su permiso por razones médicas.

Al mismo tiempo, este equipo está especialmente atento a aquellos conductores que han sido denunciados o condenados de forma reiterada o que han protagonizado infracciones de tráfico de mayor gravedad. Según explicaron ayer fuentes de la Comandancia, la cifra de conductores que gestiona este equipo ronda el millar y "el objetivo que se persigue en el seguimiento especial que se realiza sobre esos conductores multirreincidentes es tratar de retirar a estas personas de las vías de circulación, toda vez que suponen un grave problema de seguridad vial para ellas, para los demás conductores y otros usuarios, además de velar por el cumplimiento y eficacia de las resoluciones judiciales", indican desde la Comandancia.

Y es que tanto la Fiscalía como la propia Guardia Civil de Tráfico y las policías locales de la provincia reconocen que la multirreincidencia es uno de los principales problemas en el ámbito de los delitos contra la seguridad vial. De hecho, es por ello que en 2016 se impulsó la creación de estos grupos especializados que en las ciudades cuentan con el apoyo de las policías locales.

Es el caso de Pontevedra, en donde aunque no cuentan con un equipo específico para controlar a estos conductores, sí que también realizan un seguimiento y control de las personas que se quedan sin carné. Gracias a la información facilitada a través de la Fiscalía se controla a los conductores a los que se les retira el carné por orden judicial y en ocasiones también se les comunica telefónicamente esta situación, como medida preventiva para que eviten coger el coche. En Pontevedra se realiza seguimiento especial a en torno a medio centenar de conductores que se consideran que son especialmente peligrosos.

Pena de prisión

Otra de las consecuencias de la multirreincidencia es que estos conductores, están viendo con estupor como deben entrar en prisión. La multirreincidencia impide la aplicación de la suspensión de las condenas privativas de libertad y tras unas primeras penas de trabajos sociales o multa, ven como los tribunales les imponen condenas de varios meses de prisión que deben cumplir al no ser ya delincuentes primarios, sino habituales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca