13 de enero de 2019
13.01.2019

La provincia cerró el año con 24 fallecidos en el asfalto y cinco de ellos fueron en la N-550

El balance se refiere solo a las carreteras interurbanas y la subdelegada admite que "no son buenos datos" -En el 20% no se usaba el cinturón

13.01.2019 | 02:42
Un vehículo accidentado en la N-550 en Barro el pasado año. // R. V.

La carretera N-550, que atraviesa la provincia de Norte a Sur es la vía interurbana que más muertes se cobró en 2018 en Pontevedra, según los datos del Observatorio Nacional de Seguridad Vial. En esta carretera perdieron la vida cinco personas en otros tantos accidentes mortales, además de registrarse tres heridos hospitalizados y otros tres leves.

El balance, aún provisional, corresponde a las vías interurbanas, por lo que no se incluyen los siniestros en cascos urbanos o dentro de localidades.

Tras la N-550, el segundo vial con mayor siniestralidad mortal fue la autopista AP-9, con un trazado sensiblemente paralelo a la carretera nacional, donde se registraron el pasado año cuatro accidentes mortales, con otros tantos fallecidos, además de dos víctimas hospitalizadas y una leve.

Otras vías interurbanas clasificadas como "sin denominación" por la DGT registraron también un total de cuatro accidentes de este tipo, con otros cinco fallecidos y un hospitalizado. En este balance anual de la Dirección General de Tráfico se registran otras diez víctimas mortales en otras nueve vías interurbanas que atraviesan la provincia de Pontevedra, entre ellas la A-52, siete viales de competencia autonómica y dos más de titularidad de la Diputación.

De este modo, se suman en 2018 un total de 24 fallecidos en carreteras interurbanas, 8 heridos hospitalizados y 11 heridos leves.

La subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, reconoce que "no son unos buenos datos" de siniestralidad en la vías de la provincia ya que desde mitad de año se concentran la mayor parte de las víctimas mortales.

Además, destaca que cerca del 20% de los accidentes tienen una característica y es la ausencia del cinturón de seguridad. Asimismo, las distracciones al volante es otra de las causas habituales de los siniestros.

Por ello, Larriba vuelve a instar a la concienciación de las personas que se ponen al frente de un vehículo para que "extremen la atención y cómo llevo recordando desde que llegue al cargo, ninguna llamada o mensaje es más importante que la vida".

La subdelegada anunció que la intensificación de los controles va a ser importante a lo largo de 2019 y que espera que la reducción de la velocidad en las vías convencionales de 100 a 90 kilómetros por hora se refleje en una reducción de los accidentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca