10 de diciembre de 2018
10.12.2018
ÚLTIMA HORA
El IPC baja tres décimas en febrero, hasta el 0,8%, por las gasolinas
La semana definitiva para aprobar las cuentas del próximo año

Cada pontevedrés pagará en 2019 al Concello una media de 560 euros anuales en tasas e impuestos

Solo por el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles se calcula una recaudación de 19 millones de euros para el próximo año -La "factura municipal" de luz, agua y basura supone el 23% de todo el presupuesto del Concello

10.12.2018 | 02:19
El alcalde y varios concejales, durante un pleno, que el viernes debatirá el presupuesto de 2019. // G. S.

El gobierno local aprobará el próximo viernes, si no hay sorpresas de última hora, el presupuesto municipal de 2019. Lo hará con los únicos votos del BNG y la anunciada abstención de PSOE y Marea. Se trata de las últimas cuentas del mandato, que ascienden a 76.630.000 euros y cuya tramitación en comisión arranca hoy, para debatir las enmiendas de la oposición y presentar el documento el Consello Económico y Social (CES).

De esos casi 77 millones de euros, más de 48,4 proceden directamente del bolsillo de los pontevedreses, mediante los impuestos (directos e indirectos) y las tasas para cubrir determinados servicios. Esto supone una media próxima a los 600 euros por habitantes, si bien se producen notables oscilaciones según los casos, ya que en esos ingresos se incluyen los del IAE, que solo abonan las empresas que facturan más de un millón de euros anuales, el IVA o la Plusvalía.

Con esas correcciones, se puede estimar el abono medio de cada pontevedrés en unos 560 euros anuales, con el Impuesto de Bienes Inmuebles y los servicios de agua y basura como los de mayor cuantía. Solo por el IBI, el Concello calcula que el próximo año recaudará 18.945.000 euros, a razón de 228 por habitante. A este impuesto se debe añadir el de Vehículos, la popular "Viñeta", que supone 4.160.000 euros más.

La Plusvalía, el IAE y el IVA suman algo más de cinco millones más, aunque en unos casos estos impuestos no los pagan todos los ciudadanos y en otros el importe es transferido por el Estado, como ocurre también con los de consumo de alcohol, tabaco o carburantes, que suponen 451.000 euros más.

El segundo gran bloque de ingresos es el de las tasas, en especial las de agua y saneamiento y basuras, que implican unos 14,5 millones de euros, es decir, 175 por habitante. Los otros 5,5 millones por esta vía proceden, entre otros, de las tasas de la grúa o de las multas de tráfico, cuya previsión de ingresos cae esta vez a 1.200.000 euros, un 8% menos que el año anterior.

En su Memoria de los presupuestos, con el que el alcalde, Miguel Fernández Lores, defenderá el viernes el documento, apunta a la "lucha contra el fraude y a la depuración de los censos" el aumento de los ingresos por tasas e impuestos, y alude una vez más a la "fiscalidad justa e igualitaria: cada persona debe pagar lo que le toca, para preservar la equidad".

Otro de los aspectos que se incluyen en el presupuesto municipal es el relativo a los gastos corrientes, que crecen un 5,2% y llegan a 33,8 millones de euros. Buena parte de esos gastos corresponde a la "factura" que debe pagar el Concello por el alumbrado público e iluminación de colegios y edificios municipales, la recogida de basura y limpieza de agua y el agua. Son 17,4 millones de euros por estos tres conceptos, trescientos mil más que el pasado año, sobre todo por el agua y la basura, que suman más de 12,4 millones. A esa cifra se deben añadir 2.225.000 euros más por el servicio de Sogama para el tratamiento posterior de los residuos sólidos.

En este último caso, se mantiene la misma cifra que el pasado año, sin ninguna reducción por la supuesta bajaba de materia orgánica que se composta y, por tanto, no se envía a Sogama. Por tanto, a la vista de estas cifras, el compostaje todavía no tiene repercusión económica significativa en las cuentas municipales.

Para la factura de la luz se destinan 2.700.000 euros, mientras que los contratos con otras empresas privadas que trabajan para el Concello rondan los cuatro millones de euros: Más de 500.000 para la empresa de la grúa; alrededor de 614.000 por el mantenimiento de los jardines; cerca de un millón por los trabajos de recaudación y tramite de las multas de la Policía Local; y 1,7 por el Servizo de Axuda no Fogar. En este último caso se registra un aumento de más de 330.000 euros, un 24% más, al crecer el número de horas y usuarios. Es una de las razones de la cifras más alta en los gastos corrientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL


Entroido Pontevedra 2020

Todo listo en la comarca de Pontevedra para recibir el carnaval con desfiles y concursos de comparsas

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca