08 de diciembre de 2018
08.12.2018

El Concello estudia la viabilidad de un posible parking subterráneo bajo el parque Eguren

La alcaldesa señala que, de llevarse a cabo, se respetaría el uso y la fisonomía actual del recinto -Firma con los dueños el uso de las fincas que serán aparcamientos disuasorios

08.12.2018 | 03:48
María Ramallo y la concejala Marián Sanmartín, en el aparcamiento disuasorio en Inferniño. // S. Álvarez

Los problemas de estacionamiento que padece Marín, y más en estas fechas previas a la navidad con buena parte de la avenida de Ourense en obras, ha llevado al gobierno local a negociar con varios propietarios de fincas céntricas su cesión provisional para convertirlas en aparcamientos disuasorios. Pero la idea del gobierno local que preside María Ramallo apunta a crear un estacionamiento subterráneo de pago y para ello, se han encargado estudios para analizar la viabilidad de ejecutarlo bajo el parque Ángel Eguren.

La propia Ramallo explicó ayer que "se lleva trabajando varios meses en la búsqueda de alternativas que bajo la modalidad de pago para el usuario podrán definirse en nuestro casco urbano" y entre ellas se mantiene la zona portuaria. Añade la alcaldesa que en este caso "el objetivo es tratar de canalizar en una zona muy céntrica más rotación de los coches, que no se utilice como aparcamiento de usuarios, que trate de servir y dar servicio al entorno, a los que se acercan a realizar gestiones a la zona más céntrica, para utilización del Mercado, Mercadillo y zona de ocio y en consecuencia sea posible establecer algún control en su uso"

Pero la principal opción parece el parque Eguren, donde se han encargado estudios de viabilidad que "nos darán una visión más profunda de su posible utilización en sótano y subterráneo de cara al futuro,". Eso sí, la alcaldesa aclara que, de llevarse a cabo, sería "siempre conservando su uso como parque, zona deportiva y de esparcimiento, así como su vegetación".

El gobierno local admite que "en el casco urbano de Marín las plazas de aparcamiento están limitadas a zonas donde se estaciona en superficie sin tener un sistema de pago ni de duración determinada no existiendo otra posibilidad".

Estas carencias llevaron a buscar varias fincas privadas para su uso como estacionamiento disuasorio" en zonas estratégicas.

Taras llegar a acuerdos con varios propietarios, se ha procedido ya a la firma de un documento privado que "garantice la utilización pública de manera continuada por periodos mínimos de tiempo, que pueden en todo caso ser prorrogados". En algunos de estos casos es necesario proceder a realizar labores de limpieza y acondicionamiento.

Ramallo destaca que "la iniciativa ha tenido una buena respuesta" y recuerda que "las parcelas objeto de cesión de uso por parte de sus propietarios se ofrecen sin contraprestación económica para sus titulares y en consecuencia esta administración quiere plantear esta alternativa que sin duda ayudará a aliviar esta situación de falta de aparcamiento derivada de la ejecución de las obras, y en alguno de los casos esta situación podrá prolongarse durante más tiempo al actuar en varias zonas donde las plazas de aparcamiento se ven reducidas para así poder contribuir a una mejora sustancial de la movilidad urbana y de la seguridad vial".

En todo caso, recuerda que en estos años ya se habilitaron espacios para aparcar, como en la zona portuaria, la mejora de las zonas de aparcamiento en barriadas como Virgen del Carmen y A Cañota y en la zona de A Raña, así como en calle Puente Zapal esquina José del Río o en Seixo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores