08 de diciembre de 2018
08.12.2018
Navidad 2018 y La ciudad presume de decoración

El comercio local confía en el efecto positivo de la iluminación para incentivar las ventas

El árbol y la bola navideña despiertan el interés de los pontevedreses -El ambiente festivo favorece una campaña que arranca con tibieza condicionada por el Black Friday

08.12.2018 | 03:49
Pontevedra disfruta de las luces. // Gustavo Santos

La campaña de Navidad arrancó ayer para el comercio local y lo hizo con la esperanza de que el incremento de la ornamentación luminosa navideña incentive las ventas.

El árbol instalado en la A Ferrería, a cuyo interior se puede acceder, y la gran bola navideña son los dos elementos que esta Navidad polarizarán la atención de los pontevedreses, sobre todo de los más jóvenes, creando ese ambiente festivo que propicia las ventas y que favorece a las tiendas.

La decoración instalada este año satisface al pequeño comercio local que ya ha detectado un alto grado de satisfacción entre sus clientes. "Apenas podemos salir de la tienda y no tuvimos tiempo de comprobar por nosotros mismos cómo está la ciudad, pero vemos a nuestros clientes más animados", indica Sabela Sánchez, de Kawaii Shop.

Mejorar la iluminación instalada el año pasado no era tarea difícil para el Concello. En ello coinciden la mayor parte de las tiendas locales, que consideran que frente a la dura competencia que supone el alumbrado navideño de Vigo, el Concello de Pontevedra tenía este año que "implicarse más".

"Y lo hizo, creo que en general el sector está satisfecho porque ve a la gente contenta. Entran a la tienda sonriendo, porque la iluminación influye mucho en el estado de ánimo de los consumidores y eso tiene un efecto directo en las ventas", apunta.

Y es que la campaña arrancaba ayer de forma muy tibia. Los efectos del Black Friday, todavía muy reciente, lastrarán los primeros días de esta temporada de ventas, que confían en que remonte en las dos últimas semanas del mes.

El regalo personalizado, de calidad y exclusivo es lo que oferta el comercio local frente a la industrialización de las grandes tiendas, que pueden competir además con descuentos de última hora en sus precios.

Para ellas la competencia está en las plataformas on line, un hábito de compra que ya no es exclusivo de la población más joven y que comienza a tener sus efectos incluso en los centros comerciales.

"El que busca precio a la hora de adquirir un producto o un regalo baraja todas las opciones que ofrece el mercado. Y en ese mercado internet tiene mucho que decir", asegura un comerciante, confiado en que la exclusividad de sus artículos "junto a un asesoramiento personal en un momento de compras difícil para el consumidor", hace inclinar la balanza a su favor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores