06 de noviembre de 2018
06.11.2018

El montaje de un viaducto de la A-57 sobre el río Pintos corta dos meses una carretera en Marcón

El vial, que enlaza la PO-542 con Pintos y el polígono de O Campiño, queda afectado en un tramo de un kilómetro -El puente tendrá 105 metros de largo y unos veinte de ancho

06.11.2018 | 03:41
Primeras obras del puente junto a la carretera que se corta el lunes. // R. Vázquez

Las obras de la autovía A-57 entre Vilaboa y A Ermida, que acaban de cumplir tres años desde su "primera piedra", obligan desde el próximo lunes día 12 a cerrar al trámite un tramo de al menos un kilómetro en la carretera provincial EP-0004 Marcón-Pintos-A Reigosa, según informa la Diputación, titular de esta vía. Se trata de la instalación de un viaducto de la futura autovía sobre el río Pintos, que mantendrá esta carretera cortada durante dos meses, hasta el 13 de enero, según las previsiones iniciales.

El cierre no solo obedece al montaje del propio puente, sino que también es necesario modificar el trazado del vial provincial. Según la Diputación, la empresa adjudicataria de las obras de Fomento (Constructora San José) "tendrá que deshacer la actual traza de la vía provincial y construirla desde cero, además de desviarla ligeramente hacia la izquierda, bajando también su cota y eliminando dos curvas".

El viaducto, sobre el Pintos que se localiza en el punto kilométrico 1,3 de la A-57, tendrá tres vanos, con 105 metros de alto y alrededor de veinte de ancho, para cuatro carriles de 3,5 metros cada uno y sus arcenes y servicios correspondientes. Con esta estructura, la actual carretera de la Diputación quedaría sin el gálibo suficiente para mantener el tránsito rodado, de ahí que sea necesaria su remodelación en ese tramo, de alrededor de unos mil metros y a algo más de un kilómetro de la primera rotonda del polígono de O Campiño desde la propia EP-0004. Este vial conecta la PO-542 (en el cruce del bar Emiliano) con el parque empresarial, así como varios núcleos de la parroquia de Marcón, como Sabarís o Pintos. No obstante, el corte se produce en un tramo ya sin viviendas, por lo que no afectaría, en principio, al acceso habitual de los vecinos.

La Diputación aclara que la empresa adjudicataria del tramo A Ermida-Vilaboa de la A-57 "tendrá que responsabilizarse de la obra de la carretera provincial, comenzando los trabajos el próximo 12 de noviembre y finalizándolos el 13 de enero". Añade que durante este tiempo será necesario cortar el tráfico en la zona" por lo que el paso de los vehículos a O Campiño se realizará "únicamente por la PO-532", la carretera de Ponte Caldelas.

Según explica la constructora, "el cronograma de las obras se iniciará con el desmonte de tierras para bajar la cota de la nueva carretera, de forma intensiva en dos puntos localizados. Después se ejecutará un nuevo muro de contención para salvar un talud y se ejecutará la conexión con la actual carretera una vez pasado el río. Aprovechando la reposición de la carretera se aprovechará para suavizar la traza en dos de las curvas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia