23 de octubre de 2018
23.10.2018

La variante de Alba se desplaza un kilómetro hacia el sur

23.10.2018 | 03:59

La Xunta ya dispone de un nuevo trazado para la variante de Alba, según explicó el presidente de la Xunta, que discurre, mucho más cerca del casco urbano "y tan solo nos queda un permiso del Ministerio de Fomento para enlazar la variante con la N-550". Lores apuntó que el nuevo trazado propuesta se desplaza un kilómetro hacia el sur, desde la rotonda del acceso a Poio en Campañó hasta la recta de A Ferreira. "Nos gustaba más el primero pero no vamos a poner obstáculos", dijo el alcalde, quien insiste en que se actúe en la PO-225.

El presidente de la Xunta y el alcalde de Pontevedra abordaron también dos temas que ya están enfocados desde hace tiempo y que ambos coincidieron en que están muy avanzados: el edificio judicial de la Parda y el edificio de Benito Corbal.

Sobre el primero, Feijóo precisó que la nueva infraestructura se comunicará con el actual edificio judicial a través de una pasarela interior y dará cabida a 21 juzgados y 17 salas de vistas. "Las obras están ya muy avanzadas y las entregaremos en la primera parte del año que viene", aseveró.

En cuanto al edificio autonómico de Benito Corbal, el titular de la Xunta destacó que su rehabilitación, con una inversión de 3,7 millones de euros, supondrá también un impulso muy importante y reiteró el compromiso de entregarlo en los próximos meses. El Concello sondea la posibilidad de quedarse con una planta, pero las opciones son muy escasas ya que todo el edificio ya está comprometido para las oficinas de empleo, la Universidade de Vigo y colectivos sociales de la ciudad.

La Xunta no renuncia a la ampliación de la depuradora de Placeres, pero su ejecución se programa "a medio plazo" y en función de los resultados de la mejora de la planta que se licitará este mismo año por 16 millones de euros, y el segundo emisario submarino, cifrado en 10 millones más. Así se lo aclaró el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo al alcalde, Miguel Fernández Lores, durante la entrevista de más de dos horas en la que ambos políticos repasaron los proyectos conjuntos que ejecuta el Gobierno gallego en Pontevedra, que Feijóo cifra en unos 200 millones de euros, 140 de ellos vinculados al nuevo hospital único.

Aunque la batería de iniciativas analizadas en la cita de ayer -a la que también asistió el concejal César Mosquera- fue amplia, el saneamiento de la ría fue uno de los ejes básicos, con el rechazo municipal y vecinal a la ampliación de la planta de Lourizán y en vísperas de una nueva reunión, hoy mismo, de la mesa entre concellos y cofradías.

El alcalde reiteró que "no es necesario ampliar la depuradora de Placeres, aunque sí mejorarla", pero Feijóo insiste en que sanear la ría "es una actuación inaplazable: por razones legales, porque podría implicar el riesgo de multa por parte de la UE; por razones ambientales y por razones económicas, porque en toda la ría hay aproximadamente mil familias que viven del marisqueo y de la acuicultura".

El mejor lugar, el actual

El presidente de la Xunta subraya que "el mejor emplazamiento para la depuradora es mantener el que tiene ahora" y avanzó la licitación "de forma inmediata y conjunta de dos obras: el acondicionamiento y la modernización tecnológica de la depuradora de Placeres y la construcción de un nuevo emisario submarino para complementar las labores de saneamiento".

Sobre la ampliación, que también rechazan los vecinos de Lourizán, Feijóo incidió en "la disposición de la Xunta de mantener los canales abiertos con el Concello para que la posible ampliación afecte lo menos posible a los vecinos".

Por ello, y ante este desacuerdo parcial, el presidente autonómico aclaro que es "oportuno tener la previsión" de ampliar la planta, esta idea no es del agrado del alcalde pontevedrés. Señaló que "ojalá no sea necesaria" esa ampliación, pero que "los técnicos entienden" que "a medio plazo" es una actuación a tener en cuenta. "Con los datos que tenemos, es oportuno tener la previsión", reiteró Feijóo, antes de precisar que la decisión se tomará "cuando se haya experimentado" el resultado de las mejoras tecnológicas y el nuevo emisario submarino que se van a implantar, con una licitación "inmediata".

Lores admitió ayer que está "de acuerdo" con la mejora de la depuradora de Placeres, pero insiste en que no ve necesaria su ampliación, pues a su juicio son precisas "otras cosas antes". Al respecto, citó la necesidad de reducir el volumen de agua que llega a la planta, con una separación de pluviales y residuales "que ahora no existe en Poio, Marín y el Puerto".

Las posturas de ambas partes sobre Ence no fueron objeto de la cita de ayer porque "hay cosas en las que, como no vamos a llegar a un acuerdo, es mejor no perder el tiempo", comentó Lores, partidario del cierre de la actividad de la pastera en Lourizán. Eso sí, dejó claro que "no habrá saneamiento de la ría de Pontevedra con la fábrica ahí". Por su parte, el presidente de la Xunta aprovechó para criticar al Gobierno central, del que "depende la continuidad o no" de la fábrica "no depende de la Xunta" y dijo que "le sorprende" que algunos socialistas "hablen de eso", cuando después "no hacen". "No sé qué quiere hacer el PSOE" en la Administración del Estado, añadió. También hizo referencia a la exigencia de cumplimiento de "todos los requisitos medioambientales" mientras que Lores puntualizó después que considera que no es "igual" el tratamiento a todas las industrias asentadas en Galicia.

Al margen de esta polémica y de reiterar la "colaboración" para ejecutar el Gran Montecelo, la reunión de ayer analizó proyectos que acumulan años de trámites pero aún no se han ejecutado, como la variante de Alba, una residencia de mayores y un pabellón de gimnasia en A Parda.

Gran Montecelo

Feijóo quiso poner el acento sobre la ampliación prevista para el hospital Montecelo, "que supondrá nuevos servicios; y una mayor comodidad para los pacientes, con nuevas camas que, en un 60%, serán individuales". Añade que "llevamos invertidos más de 2,5 millones en tecnología y vamos a seguir trabajando con el objetivo de contratar la obra antes de que finalice el año que viene", dijo, con el fin de poder cumplir con la ejecución en los próximos años de una infraestructura de 110 millones de euros y con más de 30 millones de euros en equipos.

El alcalde dijo que hay "cosas que sugerir" en el proceso de tramitación en el que se encuentra la actuación -entre ellas la regulación de las parcelas privadas para aparcar- pero "en principio no hay ninguna novedad". "Valoramos que se vaya a hacer un gran Montecelo, una necesidad y una demanda histórica", apostilló. La "colaboración" en este proyecto llevó al jefe del Gobierno autonómico a agradecer la "sensibilidad" del Concello en temas como la sanidad pública, al no cobrar Pontevedra el IBI para el hospital y los centros de salud.

Asociado a este nuevo centro sanitario se encuentra la idea de adecuar una parte del hospital provincial para una nueva residencia geriátrica con 120 nuevas plazas públicas. El Concello, al respecto, aboga por mantener los usos sanitarios en ese edificio y reabrir el asilo de las Hermanitas de los Desamparados, una opción que la Xunta no descarta. De hecho, Feijóo desveló que el anterior conselleiro de Benestar Social, José Manuel Rey Varela, abrió contactos con las monjas en esa línea y con vistas a firmar un posible convenio.

Con todo, la nueva conselleira de Benestar Social, Fabiola García, todavía no ha retomado los contactos, según le confirmó el propio presidente al regidor, que subraya que Pontevedra no alcanza la ratio de plazas públicas de residencias de la tercera edad. Por ello, ofreció a la Xunta cinco parcelas que podrían acoger esta infraestructura si es que se decide construir un edificio de nueva planta. Valdecorvos, Tafisa o A Parda son algunas de esas opciones.

En lo tocante al nuevo pabellón de gimnasia deportiva, que el Concello proyecta en A Parda desde hace años, el responsable del Ejecutivo resaltó que los presupuestos incluyen una partida para comenzar a darle forma. El alcalde precisó que la Xunta aportaría 1,5 millones de euros y podría utilizar ese recinto para el Centro Galego de Tecnificación Deportiva. Menor avances hay en cuanto al dragado de la ría, totalmente paralizado desde hace años y con difícil solución ante la negativa de parte del sector pesquero al vertido de los sedimentos cerca de la Illa de Tambo.

Reunión "positiva"

A modo de balance final de una cita que llega a siete meses de las elecciones municipales, Feiijóo dijo que "fue una reunión productiva: vamos a entregar el edifico judicial y el edificio de Benito Corbal, iniciamos las obras de la intermodal y de la variante de Alba, empezamos el proyecto constructivo y de remodelación del hospital provincial para hacer una residencia de la tercera edad, estamos a lo que diga el Concello para el pabellón de gimnasia y queremos empezar en 2019 la mayor obra que se hizo en Pontevedra en las últimas décadas: la ampliación del Hospital público Gran Montecelo", concluyó Feijóo, con una inversión comprometida en la ciudad del Lérez de 200 millones de euros.

Por su parte Lores también calificó de "muy positivas" estas reuniones. "No nos vamos plenamente satisfecho, pero al menos ha mejorado notablemente la relación en este final del mandato. Esperemos que siga así".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

HAI MULLERES


Irene Milleiro: "Se están levantando las voces, especialmente las de las mujeres"

La actual directora general para Europa de Change.org es una de las protagonistas de la serie 'Hai Mulleres', puesta en marcha por la Diputación de Pontevedra

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca