11 de septiembre de 2018
11.09.2018

La rehabilitación de 220 inmuebles más en el casco viejo y Estribela se cifra en 2,5 millones

Pontevedra tramita una nueva fase de ayudas para recuperar inmuebles en ambos barrios declarados de Rehabilitación Integral -La solicitud global supera los 3,6 millones de euros

11.09.2018 | 03:26
Zona que se quiere acondicionar en esta fase del ARI del centro histórico. // G. Santos

El casco histórico fue declarado por la Xunta de Galicia Área de Rehabilitación Integral en octubre de 2012, si bien no llegó la primera línea de ayudas hasta 2015. Ahora se abre una tercera fase y el Concello ya ha presentado un plan de dos millones de euros para actuar en unas 140 viviendas. En Estribela, declarada en mayo de 2007, se llega en 2019 a su octava línea de subvención. En este caso se solicita medio millón de euros para rehabilitar 80 inmuebles.

Así consta en la solicitud que acaba de cursar el Concello para recibir posibles fondos de regeneración y renovación urbana del plan 2018-2021 para ambos barrios.

Aunque la rehabilitación de estas 220 viviendas se presupuesta en unos 2,5 millones, la petición de fondos es más elevada, por encima de los 3,6, ya que el programa incluye 500.000 euros para obras públicas de mejora de espacios y calles urbanas, y cerca de 700.000 euros para el personal que se encarga de tramitar los proyectos, que hasta ahora han permitido actuar en decenas de inmuebles tanto de Estribela como del casco viejo.

En todo caso, la petición máxima que se solicita suele verse notablemente recortada una vez que llega la concesión final de los fondos, por parte del Ministerio de Fomento y la Xunta de Galicia. En concreto, para Estribela se plantea una inversión total de 792.578 euros, de los que los particulares deberán aportar 217.598 euros para actuar en 80 viviendas, y unos 131.000 corresponden a otras públicas.

En el centro histórico se calcula un máximo de 140 viviendas y 2,8 millones de inversión, de los que 1.041.000 serían de aportación privada y 368.000 corresponderían a obras en las calles.

Una vez que se confirmen las cantidades que corresponden a Pontevedra, que en fases anteriores fueron muy inferiores a lo solicitado, llegará el turno de convocar a los interesados para presentar sus proyectos y repartir las ayudas.

En principio se plantea un máximo de 12.000 euros por vivienda que se rehabilite, sea unifamiliar o de tipología residencial colectiva, si bien se añaden algunas cuantías por metro cuadrado en caso de locales comerciales o edificios declarados Bien de Interés Cultural o con protección.

Además, se incluyen casos como 30.000 euros por cada vivienda que se construya en sustitución de otra demolida o que reemplaza a chabolas. En este caso se incluyen ayudas para el realojo temporal, aunque el programa pontevedrés no prevé actuaciones en este apartado.

El municipio dispone asimismo de su tercer ARI. Se trata del ámbito vinculado al Camiño Portugués y ofrece ayudas para a actuar en inmuebles situados en esta ruta en siete parroquias (Pontesampaio, Canicouva, Tomeza, Salcedo, Lérez, Cerponzóns y Alba) y en el casco urbano. En la zona urbana las subvenciones se destinan solo a las viviendas ubicadas en el trazado, pero son incompatibles con el ARI del casco viejo. En el rural podrán acogerse todas las viviendas incluidas en la parroquia por la que pasa el Camiño Portugués, y no solo aquellos inmuebles situados estrictamente en la ruta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook