04 de septiembre de 2018
04.09.2018

El reto de 1.320 kilómetros llega hasta el Hospital Montecelo

04.09.2018 | 02:59
Víctor Loira ayer ante el Hospital Montecelo. // G.S.

El reto por las enfermedades intestinales llegó ayer al Hospital Montecelo de la mano de sus impulsores, Víctor Loira, enfermo deCrohn, (que termina hoy en Santiago de Compostela la vuelta a Galicia en patinete y bicicleta tras recorrer 1.320 kilómetros para visibilizar unas dolencias poco conocidas por la sociedad) y Ángela Paz, presidenta de la asociación pontevedresa ASSEII.

En un acto presidido por el gerente del área sanitaria, José Manuel Gómez Fernández, y arropado por diferentes facultativos y enfermeras del hospital, Loira mostró su agradecimiento "por el cariñoso recibimiento que estamos teniendo en todos los hospitales gallegos". Confesó su esperanza de que gracias a iniciativas como esta las enfermedades intestinales se conozcan más entre la población e informó de que cada vez más están aumentando los casos entre la población infantil. Asimismo, aprovechó para solicitar mejorías en esta especialidad en la sanidad pública.

Por su parte, el gerente del CHOP definió a Víctor Loira como "un ejemplo de superación". En esta línea, subrayó la importancia de que la sociedad integre este tipo de pacientes, especialmente a los que tienen que utilizar una bolsa de ostomía.

El Hospital Montecelo fue de los primeros en Galicia en contar con un baño adaptado a personas que utilizan estas bolsas. A él seguirán el Pabellón Municipal de los Deportes y el Teatro Principal.

El reto se inició en Pontevedra el pasado 19 de agosto, ciudad a la que Loira y su equipo de apoyo regresaron el pasado domingo. La última etapa le llevará hasta la capital gallega hoy, un tramo que hará en patinete.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook