12 de agosto de 2018
12.08.2018

La Policía Local revienta el pregón de las fiestas con una protesta de "privilegios" según el alcalde

Los miembros del gobierno municipal tuvieron que gritar para hacerse oír, mientras la pregonera llamó al orden a los concentrados para tomar la palabra -Los abucheos deslucieron el acto de apertura de la Peregrina 2018

12.08.2018 | 03:35

Incomodidad generalizada en el pregón de las Festas da Peregrina, que fue boicoteado por agentes de la Policía Local, concentrados con pancartas y bubucelas a pie del Pazo de Mugartegui, en el que tenía lugar el acto oficial de apertura de una de las celebraciones más esperadas del año.

En el balcón del histórico edificio se encontraban el alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores; la concelleira de Festas, Carme da Silva; la presidenta de la Diputación, Carmela Silva; la subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, y la pregonera de este año, la periodista María Varela. Todos ellos se mostraron molestos por la intervención de los concentrados, pero no fueron los únicos, ya que el público asistente, vecinos de la comarca y turistas, también dejaron ver su malestar por el hecho de que los funcionarios reventasen el acto. El comentario común en los corrillos entre los ciudadanos coincidía en que no todos los momentos y circunstancias son los más adecuados para manifestarse.

Los agentes midieron bien sus tiempos de ruido, que dosificaron durante las intervenciones de los miembros del gobierno local. Fue la propia pregonera la que pidió algo de orden para que "todos podamos disfrutar de la fiesta". "No sé si quieren terminar primero o que comencemos ya", dijo irónica ante la imposibilidad de dirigirse a las decenas de personas que deseaban escuchar sus palabras sobre la Boa Vila. Cuando cesaron los pitidos, logró leer su pregón de un tirón, centrado en su primer contacto con la ciudad hace 18 años y en cuestiones de carácter social como la igualdad.

"Ciudad acogedora"

Antes que ella había intervenido la concelleira de Festas, que tuvo que, literalmente, gritar para hacerse oír. Tras dar la bienvenida a los asistentes y anunciar el comienzo de la semana grande de las fiestas, Carme da Silva afirmó que "hoy Pontevedra tiene que demostrar una vez más que es una ciudad acogedora, respetuosa, que siempre trata bien a todas las personas que nos visitan". "Empieza una semana de fiestas, en la calle, en las plazas, en la que la alegría tiene que ser la que nos desborde", resumió.

De nuevo, al terminar su intervención y cuando el alcalde Lores tomó la palabra, volvió el jaleo. La tirada de fuegos anunciando el inicio de las Festas da Peregrina y las cintas y serpentinas desde el pazo pusieron fin al acto, en el que tocaron una charanga y el grupo folclórico Duos Pontes, también afectados por el boicot, ya que no pudieron animar correctamente la lectura.

El alcalde, a preguntas de la prensa tras el pregón, quiso recalcar que "hoy es un día de fiesta y la inmensa mayoría de los vecinos de Pontevedra, de los funcionarios y también de los funcionarios de la Policía están celebrando las fiestas, y eso es lo que es resaltable". "Hay tiempo para todo y hay medidas y medidas. Nosotros vamos a resaltar que la gente está disfrutando de las fiestas y que lleva ya casi dos meses haciéndolo en las calles, mientras hay otra gente que se dedica a defender sus privilegios personales", aseveró. "Pero eso no es lo que entienden los ciudadanos; son formas distintas de entender la vida. Yo creo que se equivocan pero yo no puedo entrar en eso", añadió, para terminar reconociendo con un simple "sí" que desde el Concello contaban en cierto modo con la protesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores