14 de julio de 2018
14.07.2018

Dos décadas de litigios cada vez menos favorables

14.07.2018 | 03:35

El conflicto entre el Concello y la familia Rocafort se remonta a mediados de los años 90. Por aquel entonces, las Normas Subsidiarias, que estuvieron en vigor 13 años, recogían el carácter de zona verde de la parcela propiedad de la familia Rocafort, situada cerca del Paseo de Silgar, en la calle de As Cunchas y estipulaban una expropiación como fórmula para que esta superficie pasase a ser de disfrute público.En el año 2003, la aprobación del PXOM mantiene esa misma calificación urbanística, pero la adscribe al Suelo Urbanizable número 20, situado en Canelas, impidiendo así cualquier posibilidad de negociación. De esta forma la parcela de la familia Rocafort, denominada en el PXOM como ZV E63 B, pasó a ser una carga para los propietarios del SU 20, que asumieron el ponerla a disposición del Concello como condición para poder completar el desarrollo de su urbanización sin la expropiación. Esta decisión urbanística no fue consensuada ni planteada a la familia Rocafort, lo que provocó como primera reacción de los propietarios presentar un contencioso-administrativo contra el PXOM, pidiendo la anulación de esta medida. En el año 2013 lograron una valoración de 3.010.872,38 euros, pero la reclamación de los propietarios estimaba el valor del terreno en 43 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores