15 de junio de 2018
15.06.2018

Signos para tumbar barreras

"Xoga coas manciñas" premia los trabajos de menores de 6 años en favor de la inclusión y la diversidad

15.06.2018 | 04:05

El Día Nacional de la Lengua de Signos ha unido a Concello y Diputación en la organización de una serie de actos que visualicen las barreras a las que diariamente tienen que enfrentarse las personas sordas.

Carmela Silva, presidenta de la Diputación, presidió la entrega de premios del concurso provincial "Xoga coas manciñas", un certamen en el que los niños de la provincia, menores de 6 años, tuvieron que grabar un vídeo en lengua de signos de un cuento o canción de un autor gallego, como una actividad para concienciar en favor de la inclusión y la diversidad.

"A Princesa do Courel" es el título del cuento cantado que recibió el primer premio, un trabajo realizado por alumnado de 3 años de edad del CEIP A Pedra de Bueu; "O Cocodrilo", recibió el segundo premio al trabajo elaborado por niños de 2 años de la escuela infantil Os Pitufos de Vigo y el último premio fue para "A sinfonía de Uxía", hecho por alumnos de 0 a 3 años de las seis escuelas infantiles integrales Dalila, de O Morrazo.

Para conmemorar este Día, l Pazo Provincial permanecía hasta esta mañana iluminado de color azul turquesa, para recordar el papel fundamental que juega el lenguaje de signos en la transmisión de ideas, la relación personal y social y el intercambio de conocimiento.

Por ello, la Diputación Provincial se sumó a los actos organizados por la Asociación de Persoas Xordas de Pontevedra, un colectivo de iniciativa social sin ánimo de lucro cuya misión es defender los derechos fundamentales, así como lograr mejorar la calidad de vida y bienestar de las personas con diversidad funcional auditiva de Galicia.

Por la tarde, un stand en La Peregrina insistía en el mismo concepto y trabajaba principalmente con los niños. A través de diversas actividades lúdicas, los promotores trataron de acercar a los más pequeños al lenguaje de signos, ya que el objetivo es que comiencen a utilizarlo de forma cotidiana y eliminar así el muro comunicativo que aísla a las personas sordas, facilitando así una plena integración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook