02 de febrero de 2018
02.02.2018

Lores apuesta por un modelo económico de ciudad de servicios y sin cabida para Ence

"No hay relación directa entre la industria y la riqueza de una ciudad", recordó en un coloquio con empresarios que se tornó tenso al hablar de la pastera -"Colocamos a Pontevedra en el mapa y le vamos a sacar rentabilidad", dijo

02.02.2018 | 08:49
Lores, en el acto. // Rafa Vázquez

El alcalde, Miguel Lores, apostó ayer por una ciudad basada en los servicios, un modelo del que, afirmó rotundamente, queda excluida la industria pesada "que se ha deslocalizado de las ciudades modernas". En este sentido, reiteró su rechazo a la permanencia de Ence en la ría y recordó que "es impensable admitir que una instalación de esas características esté en una ubicación única en el mundo".

"Las ciudades actualmente, las que son emergentes, son las de servicios; son las que tienen mejores índices. El modelo económico por el que apostamos es de una ciudad de alta calidad", aseguró ante unas cuarenta personas participantes en el XI Foro Empresa, organizado en el Parador por la patronal pontevedresa, Cámara de Comercio, Aempe y AJE.

"No hay ninguna relación directa entre industria pesada ni de la industria en general con la riqueza de ninguna ciudad", subrayó.

Lores sostuvo que las grandes empresas se deben ubicar fuera de las urbes y señaló, en clara alusión a Ence, que "no es mi competencia la reordenación del territorio".

"La ría de Pontevedra, que es una ría maravillosa, preciosa, tiene que estar dedicada a lo tiene que estar", recalcó, a actividades que beneficien a todos.

"Todos tenemos intereses encontrados, pero tenemos que conseguir una sociedad lo más justa posible", consideró el alcalde de Pontevedra. "Nuestra posición es esa: que estamos muy bien ubicados. Somos un referente mundial, un referente de vida. Colocamos a Pontevedra en el mapa y le vamos a sacar la máxima rentabilidad posible. Para eso contamos con mucha gente", afirmó.

Llegados a este punto, recordó que el modelo de ciudad pontevedrés ha sido premiado mundialmente y que incluso en Pekín, "a 25 horas de viaje de aquí", se han interesado por él. "A este nivel estamos".

El alcalde se manifestó en este sentido al ser preguntado por el empresario José Valenzuela por el modelo económico del gobierno local.
"Yo respeto las opiniones de la gente, pero también pido que respeten las mías, que a lo mejor no es el caso", incidió.
"Nosotros intentamos llegar a acuerdos con todo el mundo. Yo me someto cada cuatro años a las elecciones y mientras no me someto tengo la obligación de hacer lo que dije que iba a hacer en la campaña electoral. Yo nunca engañé a nadie. Voy a seguir en esta línea y no voy a cambiar", dijo.

Momentos incómodos

Lores se expresó con mayor contundencia cuando llegó el momento de hablar sobre el futuro de Ence en el municipio al ser preguntado directamente por el economista Marcelino Otero. "No entiendo por qué el alcalde de Pontevedra no intenta encontrar algún cauce de correlación, de entendimiento ante una realidad impepinable que tenemos en nuestro entorno como es la existencia de una fábrica, una compañía brillante que se mueve en un mercado importante a nivel internacional como es la producción de la pasta de papel", manifestó el que fue consejero de San José.

"¿Por qué esta negación de la realidad? No se puede seguir mintiendo a la gente, porque medioambientalmente están trabajando muy duro para minimizar los efectos negativos. No es de recibo que no se hayan dignado a conocer la fábrica y sus proyectos. Estamos hablando de nuestro entorno y nuestra economía. ¿Por qué no podemos favorecer la existencia de una fábrica cuando todo el mundo pelearía por tener una empresa como Ence en su entorno?", inquirió, para añadir que, en su opinión, "se trata de una cuestión de votos".

El enfado del alcalde al responder fue en continuo aumento. Comenzó recalcando que esta cuestión no está relacionada, de ninguna manera, con el número de votos.

"Es imposible admitir que una instalación de esas características esté ubicada en un lugar único en el mundo. Eso no se da en ninguna parte del mundo", manifestó.

"Si hay que mantener la producción de celulosa yo no lo discuto, entonces habrá que buscar una alternativa, que las hay porque se está desertizando", añadió.

Además, no quiso dejar de mencionar la "política forestal de devastación en el sur de la provincia y el norte de Portugal" que, a su juicio, la pastera trae consigo.


"Agravio comparativo"

En varias ocasiones, el acalde dijo llegar a entender la posición de los trabajadores de la fábrica en defensa de sus empleos, incluido su director, "y si me apuras del consejo de administración". Sin embargo, mostró su extrañeza por que el resto de empresas de la ciudad apoyen la permanencia de Ence debido al "agravio comparativo" de trato con esta por parte de los gobiernos autonómico y central.

"No soy capaz de entender la posición empresarial sobre Celulosas porque se les regalaron los terrenos y se les rebajó el canon del agua un 95 por ciento. ¿A todos los empresarios que están aquí se les regalaron terrenos?", afirmó indignado.

En este sentido, puso como ejemplo a Froiz, "una empresa que reinvierte sus beneficios en esta comarca", y recordó que "no pidió el relleno de terrenos en Lourido y tuvo que comprar sus terrenos en el polígono de Barro-Meis".

"Con Ence se modificó una ley para que permitiese declarar de interés público una actividad empresarial privada que, además, genera otras cosas negativas: cambio del paisaje, de la producción forestal...", resumió.

"No puede estar ubicada en un espacio natural sensible y que genera una actividad económica turística, de pesca de bajura, etc... No puede estar ahí. No tenemos por qué soportar ese olor ni a ese esperpento de fábrica", sostuvo.

La cuestión del agua es uno de los temas que más preocupa al nacionalista, especialmente debido a la sequía de los últimos inviernos. "Este concello paga dos millones y medio de euros por los seis millones de metros cúbicos de agua que usan los ciudadanos y empresas, pero Ence gasta en la actualidad once millones y medio de metros cúbicos, el doble de todo el abastecimiento de la ría de Pontevedra, que se le condonan", dijo indignado. "Hasta un señor que consume agua de su propio pozo paga canon", añadió.

"Yo no tengo nada contra el director de Ence ni sus trabajadores, pero yo quiero mi ría, que es mía y de todos los que estamos aquí. Tengo derecho a recuperar la ría y a sacar ese adefesio de ahí. Mientras Ence no salga de ahí Mariano Rajoy seguirá siendo persona non grata", concluyó.

La dura intervención de Lores hizo que el director territorial de Ence, Antonio Casal, se sintiese obligado a responder. "El hecho de que estemos aquí no es gratuito. Nos cuesta estar en esa ubicación cerca de dos millones de euros al año y un millón más por el consumo de agua", informó. "Y en la ría sí se puede mariscar", añadió.

"Yo no entendería que los empresarios de Pontevedra estuviesen en contra de Ence", remató.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca