26 de noviembre de 2017
26.11.2017

El Ejército elige a la Brilat como unidad de referencia para combate en zonas boscosas

Será la brigada encargada de adiestrar a los mandos del resto de las fuerzas de Tierra en las actuaciones en este tipo de escenarios

26.11.2017 | 03:34
Soldados de la Brilat en unas maniobras en Parga. // Brilat

El Ejército ha decidido que la Brilat se convierta en su unidad de referencia para el combate en zonas boscosas. Así lo ha determinado recientemente el mando de la Fuerza Terrestre (FUTER) en base a la prolongada experiencia de los militares de la Brigada Galicia VII por su entrenamiento en espacios de bosque, no solo por la ubicación geográfica de sus acuartelamientos (en Pontevedra y Asturias) sino también por su actual condición de núcleo central de la Brigada VJTF de la OTAN, aún en la reserva, que le llevó a realizar importantes ejercicios y maniobras en un entorno boscoso como es el caso de Polonia.

De hecho, la propia revista del Ejército, "Tierra", dedica un amplio reportaje a esta especialización de la Brilat que la convierte en la Brigada que tendrá la responsabilidad de adiestrar al resto de las unidades del Ejército en este tipo de tácticas de combate en zonas boscosas.

Gran parte de este reportaje se centra, precisamente, en el curso que la propia Brilat ya impartió el pasado mes de septiembre a unidades de todo el Ejército de Tierra en el campo de maniobras de Parga. Se trataba de unos ejercicios del tipo "Instrucción para el instructor", dirigido a cuadros de mando que luego transmitirán lo aprendido en estas jornadas a los hombres que están bajo su responsabilidad.

Durante aquellas jornadas desarrolladas en Parga, la Brilat no solo tuvo como "alumnos" a efectivos del Ejército español, sino también solados de unidades de Reino Unido e Italia. Se entrenaron cuestiones relativas a la navegación y orientación en bosque, camuflaje, supervivencia u observación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Enoturismo en Galicia
en Semana Santa

Un viaje a través de los "afortunados" secretos de las D.O. gallegas: Rías Baixas, O Ribeiro, Ribeira Sacra, Valdeorras y Monterrei