06 de abril de 2017
06.04.2017

Carlos Acuña: "De 2.000 casas solariegas en Galicia en el XVIII sobreviven menos de 200"

La Escola de Canteiros acoge las Xornadas de Heráldica, una oportunidad para aproximarse al patrimonio nobiliario de Galicia

06.04.2017 | 03:00
Carlos Acuña. // Gustavo Santos

La Escola de Canteiros acoge desde ayer las Xornadas de Heráldica, una oportunidad para aproximarse a los linajes de Portugal y Galicia, a las normativas para la protección del patrimonio nobiliario o al papel de los guías de turismo en la divulgación de esta riqueza, entre otros temas que se abordan en el ciclo. El Servicio de Patrimonio Documental y Bibliográfico de la Diputación organiza el monográfico, en el que colabora la Asociación de Heráldica y Nobiliaria de Galicia.

- En un escenario de general abandono del patrimonio pazos y castillos no dejan de ser los grandes privilegiados

-Es algo por lo que congratularse efectivamente, pero aún así no se salvan del abandono general, lo que nos da pena es que de las 2.000 casas solariegas, entre ellas incluimos castillos y pazos, que había en Galicia en perfecto estado en el siglo XVIII hoy en día prácticamente solo sobreviven 150, en general menos de 200, en buenas condiciones. Por lo demás casi la mitad de esas 2.000 de las que hablamos prácticamente son ruinas, una pena que nadie se haya preocupado (por las razones que sean y hablamos desde falta de medios a sobre todo concienciación social colectiva de su importancia) de proteger este patrimonio histórico. Por lo demás hay que decir que si, los pazos y castillos que están hoy bien conservados en manos privadas o públicas son efectivamente la niña bonita del patrimonio.

- ¿Cómo es hoy la nobleza gallega?

-Lo que llamamos nobleza son las personas que tienen título nobiliario hoy en Galicia y que no tienen absolutamente nada que ver con lo que eran desde principios del siglo XIX hacia atrás. Antes la nobleza titulada eran la aristocracia de los países, de Galicia y de las naciones en general, porque no solamente tenían títulos sino que ostentaban el poder al ocupar cargos públicos de relevancia. Hoy en día en cambio son personas normales, que tienen sus oficios y que salvo excepciones no ocupan cargos de poder en la administración general sino que se dedican a sus profesiones con mayor o menor éxito. Hoy en día es una nobleza titulada pero al margen en la mayoría de los casos del ejercicio del poder.

- ¿Cuántos nobles hay en Galicia?

-En muchos casos la nobleza titulada que es gallega a lo largo de tantos siglos, de más de 500 años, se ha ido trasladando a lo largo de la historia a la corte, ya sea Valladolid o Madrid, que se centralizaba en la capital del reino, de tal forma que hoy en día son realmente pocos los que viven aquí. De los más de 150 títulos nobiliarios gallegos, y estoy hablando de memoria, prácticamente no llegan a 30 los que están en posesión de personas que residen actualmente en la Comunidad.

- ¿De dónde procede la llamada grandeza?

-De aquellos ricohombres de la Edad Media que eran la verdadera aristocracia, estaban enlazados de una u otra forma con la casa real, tenían un patrimonio extensísimo y además ejercían cargos de la administración del estado del más alto rango. Posteriormente el emperador Carlos V sustituyó esos ricohombres por los grandes de España.

- ¿Cómo indagar en los orígenes para saber si uno tiene vínculos con la aristocracia?

-Mediante la investigación, todo el mundo tenemos un sentimiento que coloquialmente llamamos vanidad que nos incita, nos despierta la curiosidad para investigar nuestros ascendientes buscando las posibles glorias que hay en nuestros antepasados. Ese interés es muchísimas veces el origen, la causa de que se lleven a cabo investigaciones y de que una persona se introduzca en el mundo de la genealogía. Al final cuando se investigan nuestros ascendientes nos encontramos con la realidad, que la mayoría de los antepasados pueden ser personas de profesiones diversas pero que no tienen nada que ver con la nobleza, pero siempre hay alguna rama que al final nos conduce a algún pazo, a algún personaje histórico de relevancia etc que nos enorgullece, alimenta esa vanidad desde el punto de vista positivo e interiormente nos realiza un poquito.

- ¿Qué aconseja a los que se inician en la investigación de sus raíces?

-Aconsejo a todo el mundo que cuando busque sus ascendientes lo haga de un modo abierto y sin complejo alguno porque lo bonito es encontrar y conocer todos nuestros orígenes, y si uno al final desciende de una persona de mayor o menor relevancia hay que pensar que es algo intrínseco al ser humano y que hasta los reyes y los mayores nobles también tenían ramas menos privilegiadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos

FaroEduca