09 de junio de 2015
09.06.2015
Faro de Vigo

Una encrucijada en el tiempo

Un ruta de senderismo estrenó el renacer de Sete Camiños, el espacio natural y arqueológico que une a Pontevedra y Marín

09.06.2015 | 02:18

Los yacimientos arqueológicos de Lourizán, Salcedo y San Xulián, los tesoros rupestres de As Apañadas y Outeiro da Mina, las vistas sobre el valle de Tomeza y la ría desde los miradores de Pornedo o de Catadoiro, son algunos de los atractivos que ofrece el Espazo Natural e Arqueolóxico de Sete Camiños, recuperado por los comuneros de San Xulián, Lourizán y Salcedo.

Los numerosos participantes de la primera ruta de senderismo del Espazo Natural e Arqueolóxico dos Sete Camiños (promovido por las comunidades de montes de Salcedo, Lourizán y San Xulián) tuvieron la oportunidad de conocer la nueva etapa y puesta en valor de este espacio de interés paisajístico y patrimonial, que fue presentado por los promotores como una "encrucijada del tiempo". Este enclave -explicaron- reúne en un área relativamente pequeña una importante concentración de yacimientos arqueológicos y otros elementos del patrimonio natural, que lo convierten en un espacio de singular belleza y atractivo cultural.

Este espacio se extiende por dos municipios, Marín y Pontevedra; y tres parroquias: San Xulián, Lourizán y Salcedo, pero hay que tener presente que el proyecto también abarca terrenos de Vilaboa, ya que conectan los Sete Camiños con la laguna de Castiñeiras.

El espacio de los Sete Camiños se conforma como una penillanura, una zona relativamente llana en el ala del monte que sube hacia el lago de Castiñeiras, formando un escalón a media altura que facilita, y permite hoy en día, el tránsito de las personas por las cumbres del monte.

Se localizan dos entidades bien diferenciadas remarcadas por los yacimientos arqueológicos, una con una orientación hacia la ría (identificada sobre todo por los yacimientos localizados en Lourizán y San Xulián) y otra orientada hacia el valle de Tomeza, (con los yacimientos de Salcedo como ejemplo).

En la ruta de presentación de esta zona de interés cultural se explicó que el monte bajo del entorno ayuda a localizar los yacimientos en la zona de As Apañadas e Outeiro da Mina. Resalta sobre todo en este espacio la gran visibilidad sobre la ría, representada por los miradores de Pornedo y Catadoiro, y sobre el valle de Tomeza, con las vistas desde As Apañadas, o Outeiro da Mina.

La ruta del pasado domingo contó con la colaboración de colectivos como la Asociación en Defensa do Monte Pituco-Pornedo, y la asistencia, entre otros, de representantes de Vaipolorío, de la Plataforma dos Praceres, Colectivo Nacionalista de Marín, Grupo Cultural Ronsel, Marea de Marín, así como numerosos vecinos de Poio, Caldas de Reis y Vigo, además de representantes y vecinos de San Xulián, Salcedo y Lourizán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca