05 de febrero de 2015
05.02.2015

Otilia Carballa: "Hay que aprender a sentir el cuerpo, la mayor parte de las personas no es capaz"

La terapeuta diserta hoy sobre el cuerpo como base en la construcción de la identidad

05.02.2015 | 02:38
La terapeuta Otilia Carballa. // Rafa Vázquez

"El cuerpo, base en la construcción de nuestra identidad" es el título de la conferencia que pronunciará hoy en la Casa das Campás la terapeuta Otilia Carballa. Será el punto de partida de las numerosas actividades que programa la Asociación Española de Terapeutas Morfoanalistas y que culminarán con la celebración el próximo mes de junio en Pontevedra de su V Congreso Internacional.

-¿Qué es la terapia morfoanalista?

-Es una terapia que reconoce en el ser humano que el cuerpo y la psique funcionan como una única unidad, la característica más importante de esta terapia es que coge el cuerpo como eje para trabajar, para reparar, tanto las dolencias que se pueden manifestar en físico, de tipo articular, muscular y otras manifestaciones que puedan aparecer, pero también dolencias de tipo psíquico como depresiones, insomnio, angustias etc, en el fondo lo que intentamos es hacer frente al sufrimiento de la persona, que puede manifestarse en distintos planos, tanto físico como mental, y lo que hacemos es escoger el plano corporal para acceder a la persona completa.

-¿Qué tipo de trabajos se realizan con los pacientes para lograr este objetivo?

-Lo más importante en nuestro trabajo es ir enseñando a las personas que el cuerpo es una parte de ellos mismos que merece la pena ser escuchada y de una manera diferente a como lo hacemos habitualmente, es decir, hay que aprender a sentir el cuerpo, porque aunque parezca algo increíble la mayor parte de las personas no es capaz, no lo siente, el cuerpo está ahí y solo saben si les duele, solo entonces pueden darse cuenta de que sienten algo. Así, que el primer paso es ayudar a la persona a ponerse en contacto con su cuerpo y aprender a sentirlo, y después a partir de ahí las propuestas de trabajo son múltiples, desde trabajos de reeducación de la postura, estiramientos, trabajos de conciencia sensorial, masajes de diversos tipos etc. Lo importante no son las herramientas, que tenemos muchas herramientas incluso que también se encuentran en otras técnicas, sino como se aplican.

-¿Es muy importante la elección del terapeuta?

-Exacto, el terapeuta morfoanalista no utiliza el cuerpo de la persona como si fuese un objeto que hay que movilizar para conseguir un resultado, incluso entiende que el dolor no es una cosa contra la que hay que luchar inmediatamente para que desaparezca, porque el cuerpo es un lugar que merece ser escuchado, que nos dice del yo de la persona y el dolor puede ayudarnos muchas veces a deshacer traumatismos profundos, por eso importa más la manera en la que se utilizan estas herramientas de la terapia que la terapia en si.

-¿Por dónde recomienda empezar para conocer y sentir nuestro cuerpo?

-En este momento afortunadamente cada vez más las personas empiezan da darse cuenta que las personas somos un poco más que un cuerpo, un poco más que emociones, un poco más que sentimientos, sino que todo está relacionado, creo que lo ideal es encontrar una manera en la que justamente podamos integrar, la cuestión está en integrar, no tanto en ver un lado u otro sino en saber que siempre que hay un aspecto sensorial lleva asociados aspectos emocionales y físicos y al contrario, si vemos las otras partes siempre están interrelacionándose unas con otras, incluso a nivel del lenguaje nos resulta difícil a veces hacer esa distinción, nosotros tenemos una visión muy cartesiana, que lleva en nuestra cultura demasiados siglos.

-¿Qué enfermedades puede tratar la terapia morfoanalítica?

-Normalmente los pacientes que vienen a nuestras consultas suelen hacerlo porque tienen alguna dolencia psíquica, por ejemplo del tipo muscular, para la que han buscado soluciones en otras partes y no la encuentran y que de alguna forma, yo que intuitivamente, tienen la convicción de que este tratamiento les podrá ayudar. Vienen frecuentemente con problemas de columna, con dolores de espalda que son tan habituales, jaquecas, pero también hay personas que están en un momento de depresión o que tienen mucho estrés y no son capaces de encontrar la manera de darle la vuelta a esta situación y no quieren utilizar medicación, son molestias del tipo digestivas que nunca acaban de desaparecer, insomnio etc, y las personas que vienen están dándose cuenta de alguna manera que hay algo que está pasando con su vida y su cuerpo que necesita y para el que quieren un abordaje más global, a veces sin saber mucho a donde van a llegar, porque nos llegan por intuición o por consejo de otros, pero en muchas ocasiones no saben ni qué se van a encontrar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca