14 de octubre de 2014
14.10.2014

Sobral se reunirá con los empresarios para impulsar el polígono de Fragamoreira

Tras la marcha del Grupo Froiz, el polígono perdió a su principal impulsor por lo que el alcalde considera que de seguir sus pasos Pescamar, "sería otro duro mazazo"

13.10.2014 | 23:01
Una vista de la zona habitada de Fragamoreira.

El alcalde de Poio, Luciano Sobral, se reunirá con los empresarios del municipio con el objetivo de reactivar el proyecto de Fragamoreira. Tras confirmarse el interés por parte del Grupo Froiz de trasladarse al parque empresarial de Barro-Meis, el concello había perdido al principal aliado a la hora de poner en marcha el polígono municipal. La cadena de supermercados tenía reservado el 42% de la superficie disponible, con lo que su marcha supone un duro revés a los intereses del Concello.

"En los próximos días iniciaremos una ronda de reuniones con los empresarios locales con el objetivo de lograr nuevas reservas en Fragamoreira para que el polígono salga adelante", indicaba Sobral. De esta forma respondía cuestionado sobre la posibilidad de que otra de las grandes empresas, como Pescamar, tomase la misma decisión que el Grupo Froiz en caso de que una ampliación de la empresa.

Para el alcalde no son el mismo caso ya que Pescamar "está en un sitio óptimo". Eso si, reconoce que, de darse su marcha del municipio, "supondría otro duro mazazo".

Con estas reuniones, el regidor pretende crear un ambiente entre los empresarios que reactive el trabajo para sacar adelante el proyecto. "No tiramos la toalla con respecto al polígono porque es importante desde el punto de vista estratégico de Poio, los empresarios estarán informados de cómo van a estar la situación para que no pierdan interés", indicaba Sobral.

Boicot de Xestur

El alcalde anunció que todavía no hay fecha para la reunión que había solicitado con Xestur, que gestiona el parque empresarial poiense. Sobral apunta a que existen "intereses políticos".

A ese aspecto, el primer edil recuerda que el gerente de la institución es Javier Domínguez, que también es concejal del PP en Poio. A él y a la Xunta señala directamente el regidor nacionalista al afirmar con rotundidad que "Xestur boicoteó el polígono empresarial de Poio"

Fragamoreira sería un parque de 386.500 metros cuadrados, de los que casi 235.000 se dedican a suelo de aprovechamiento industrial o comercial, siendo los restantes para viales, zonas verdes o equipamientos.

"Mientras no se nos aclare sobre las circunstancias que se dieron seguiremos pensando lo mismo. La realidad es que durante cinco años no se hizo absolutamente nada más de lo que se hiciera durante el mandato del gobierno del bipartito de la Xunta", sostiene el alcalde.

El desarrollo de este parque empresarial está parado, según explicó la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras "hasta el momento en que tenga demanda a través del registro de demandantes de suelo empresarial" .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores