24 de septiembre de 2013
24.09.2013

Fomento cifra en 87,8 millones de euros el primer tramo de la circunvalación, que tendrá 4 viaductos

Los pasos elevados entre Vilaboa y A Ermida salvarán los ríos Pintos, Pobo y Rego do Barco y la vía férrea del AVE - El ministerio trabaja en el recorrido entre Marcón y Xeve y su prolongación hacia el Norte hasta Curro

24.09.2013 | 07:47

César Mosquera - Concejal de Ordenación del Territorio e Infraestructuras

El primer tramo de la futura circunvalación de Pontevedra, entre Vilaboa y A Ermida, en Marcón, tendrá un presupuesto de 87,8 millones de euros y contará con un total de cuatro viaductos en sus 6.560 metros de longitud. Son algunos de los datos aportados ayer por el Ministerio de Fomento, que acaba de convocar a los cientos de propietarios afectados por este tramo para iniciar las expropiaciones de las más de 2.100 fincas necesarias para su ejecución. Se trata, como el propio ministerio subraya "el impulso" a un primer trazado de la futura autovía A-57 que "se desarrolla en el entorno metropolitano de la ciudad de Pontevedra, por los Concello de la capital y Vilaboa, y destacando los núcleos de A Ermida, Pintos, Valadares, Pumariño (en el primer término municipal), Bértola, O Outeiro y Boullosa" en el segundo. El proceso de expropiación durará mes y medio, entre el 14 de octubre y el 28 de noviembre.

Los 6,56 kilómetros de longitud previstos se inician en el enlace de A Ermida, en el kilómetro 4 de la carretera autonómica PO-532 a Ponte Caldelas, "y finaliza en el punto kilométrico 6,560 de tal manera que la conexión del siguiente tramo pueda evitar la mámoa de San Román-O Cruceiro". El diseño incluye 15 estructuras, de las cuales "cuatro son viaductos sobre el río Pintos, río do Pobo, Rego do Barco y el ferrocarril Pontevedra-Redondela; cinco son pasos superiores que resuelven el paso de caminos sobre la autovía (uno de ellos es el Camiño Portugués sobre un ramal del enlace de Vilaboa; y seis son pasos inferiores".

En la información oficial facilitada por el ministerio se detalla que "el tramo Vilaboa-A Ermida forma parte de la autovía A-57, autovía que será la alternativa de gran capacidad a la carretera N-550 en Pontevedra. Además, este proyecto junto con los tramos A Ermida-Pilarteiros (proyecto en redacción) y Pilarteiros-Barro, con la conexión final con AP-9 en Curro (estudio informativo en información pública) constituirá la futura circunvalación de Pontevedra de la A-57".

Con respecto a la continuidad hacia el Sur, la información que ofrece Fomento parece apuntar a que solo se ejecutará un trazado, y no los dos que se manejaron hasta ahora (Vilaboa-O Confurco por un lado y Vilaboa-Peinador por otro). Parece que se opta por esta segunda opción, ya que se indica que la circunvalación de Pontevedra "también dará continuidad hacia el Norte a la futura A-59, autovía que discurrirá desde el aeropuerto de Peinador en Vigo hasta Vilaboa y cuyos proyectos se encuentran en redacción en estos momentos". No se cita, por tanto, el trazado hasta O Confurco, lo que vendría a confirmar, si se mantiene esta idea, la pretensión de la ministra de unificar en un único trazado la doble autovía que se diseñó en la época socialista al frente de Fomento.

En principio se calculaba la expropiación de unas 900 fincas en Pontevedra y otras 1.200 en Vilaboa, con ocho edificaciones: tres se catalogan como viviendas, otras tres son depósitos y dos más están consideradas como casetas. Los Presupuestos del Estado para 2013 incluyeron una partida de 4 millones de euros que permite comenzar ahora el proceso de expropiaciones, que no solo se pone en marcha en los próximos días sino que también se declara urgente la ocupación de los terrenos. Los afectados, que pueden consultar los planos en sus concellos respectivos, están citados del 14 de octubre al 6 de noviembre (todos los días salvo los viernes y los fines de semana) en la Casa Consistorial vilaboense, mientras que en Pontevedra deben acudir al Pazo da Cultura del 11 al 28 de noviembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook