22 de septiembre de 2013
22.09.2013
MARÍN

Fallece a los 92 años Ernesto Viéitez Cortizo, presidente de la Academia de Ciencias y muy vinculado a Aguete

Dirigió su Club de Mar y ostentaba numerosas distinciones científicas - Es enterrado hoy en el cementerio de San Mauro

22.09.2013 | 10:02
Ernesto Viéitez Cortizo. // X. Alvarez

Ernesto Viéitez Cortizo, presidente de la Academia Galega de Ciencias y que durante muchos años fue el responsable del Club de Mar de Aguete, falleció ayer a los 92 años de edad. Había nacido en Pontevedra en agosto de 1921 y era muy conocido en su ciudad natal y en la villa marinense.

El velatorio se ha instalado en las salas Virgen del Camino de Pontevedra, en la calle Loureiro Crespo (en las instalaciones del antiguo asilo) y es enterrado en la tarde de hoy domingo en el cementerio municipal de San Mauro. Sus funerales están programados para mañana lunes, a las 18,00 horas, en la iglesia parroquial de San Fernando de Santiago de Compostela, ciudad en la que también era muy conocido ya que fue su alcalde entre 1986 y 1987.

Doctor en Farmacia por la Universidad de Compostela, Ernesto Viéitez ostentaba numerosas distinciones y premios científicos. Además de presidir la Academia Galega de Ciencias, fue decano de la facultad de Ciencias y Biología, director del Instituto de Investigaciones Agrobiológicas de Galicia y de la Sociedad Española de Fisiología Vegetal.

Estaba en posesión de la encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio, de la Medalla de Plata al Mérito Deportivo (fue también presidente de la Federación Gallega del deporte Universitario) y de la Cruz del Mérito Naval de Primera Clase, toda vez que durante su larga etapa al frente del Real Club de Mar de Aguete mantuvo estrechos contactos con la Escuela Naval de Marín. Además, aprovechó su influencia en el mundo científico para llegar a Aguete y Marín numerosos congresos y reuniones del sector.

Autor de numerosos libros e investigaciones en el campo de la biología, la agricultura y la botánica, fue acreedor a premios como el Extraordinario de Doctorado, en 1946 y de la Real Academia de Farmacia. También poseía los premios Juan de la Cierva y Alonso de Herrera, así como el de Investigación Científica de Galicia, el de la Diputación de Pontevedra (que obtuvo en tres ocasiones, 1971, 1974 y 1976) y otros galardones internacionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores