03 de julio de 2013
03.07.2013

Fallece a los 93 años José Ramón Abal, que fue alcalde de Cotobade durante más de 3 décadas

Nacido en Ribadumia, será enterrado mañana en la parroquia cotobadense de Tenorio - Militante del PP, Moncho Abal, como era conocido, ejerció de regidor entre 1971 y 2003

03.07.2013 | 07:59
Moncho Abal, en su etapa como diputado provincial. // FdV

El que fuera alcalde de Cotobade durante más de tres décadas, José Ramón Abal Varela, conocido en toda la provincia como Moncho Abal, falleció en la tarde de ayer a los 93 años de edad, según confirmó el actual regidor cotobadense, Jorge Cubela. Su fallecimiento ha causado hondo pesar en Pontevedra, donde era también muy conocido por su vinculación con la ciudad y los seis años que ejerció como diputado provincial.

Sus restos mortales serán velados durante la jornada de ayer en el tanatorio de San Mauro de Pontevedra y mañana jueves se instalará una capilla ardiente, desde las 11.00 horas en la Casa Consistorial de Cotobade, en Carballedo, para proceder después a su funeral y entierro, desde las 18,00 horas en la parroquia de Tenorio, del mismo municipio. El Concello ha decretado tres días de luto oficial y las banderas ondean a media asta. Además, se fletarán autobuses desde todas las parroquias para asistir a las exequias fúnebres.

Aunque nació en Ribadumia, toda su vida política estuvo vinculada a Cotobade, municipio del que fue alcalde entre 1971 y 2003. Además, fue diputado provincial durante más de seis años, lo que estrechó su relación con Pontevedra, donde residía parte de su familia, ciudad en la que estuvo muy relacionado con el mundo del deporte.

Jorge Cubela, actual alcalde de Cotobade y que rememoraba ayer su recuerdos, como niño, del alcalde de su infancia (el padre de Cubela forma parte de algunas de las candidaturas de Moncho Abal), organizó de inmediato una capilla ardiente en el Concello como muestra de "respeto" y "homenaje" al regidor más longevo del municipio y uno de los de más larga trayectoria en toda la provincia.

En su último año de vida José Ramón Abal permaneció ingresado en una residencia de la tercera edad de Vilaboa debido a su delicado estado de salud, según explicó el propio Cubela.

Una de las personas más afectadas por este fallecimiento era ayer el presidente del PP provincial de Pontevedra y titular de la Diputación, Rafael Louzán Abal, no solo por la larga trayectoria de Abal en el partido sino por los lazos familiares que unían a ambos, nacidos los dos en Ribadumia. Nada mas conocer la triste noticia Louzán emitió un comunicado en el que incidió en la "capacidad de trabajo y entrega de Moncho Abal", y destacó que "dedicó toda su vida a trabajar por los vecinos y vecinas de Cotobade", donde se convirtió en "uno de los regidores con mayor apoyo de Galicia".

"Respetado"

El presidente del PP provincial calificó al fallecido como "amante y respetado, que siempre supo estar a la altura de las circunstancias y que quedará en la memoria de todos nosotros como un ejemplo de cómo ejercer la política desde la cercanía, en una relación directa y personal con los administrados". Añadió que "supo ganarse el cariño de su pueblo por su carácter afable, campechano y abierto". Recordó que Moncho Abal también fue diputado provincial, "manteniendo siempre una gran implicación con la sociedad no solo de Cotobade, sino también de la ciudad de Pontevedra, por su vinculación con el mundo del deporte", añadió Louzán, que quiso transmitir su "más sentido pésame a la familia de Moncho Abal", tanto en su propio nombre como en el de todos los que integran la directiva del PP provincial.

"Todos -aseguró- sentimos profundamente la pérdida de un hombre que, a pesar de superar ya los 90 años, siempre estuvo ahí, con su gente, con sus vecinos, pero también con este partido. Fue un verdadero hombre de partido". concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores