13 de diciembre de 2012
13.12.2012

Erotismo de hace un milenio

La exposición "Sexo en pedra" documenta en 32 iglesias la belleza y complejidad del románico sexual en Galicia

13.12.2012 | 08:28

La insinuación, la picardía, el sentimiento, la fertilidad... El erotismo es un escenario complejo y cambiante que tiene cabida en nuestra cultura desde hace milenios, incluso en escenarios aparentemente tan alejados de el como las iglesias. Es el punto de partida de la exposición "Sexo na pedra" que promueve el Museo y que abrirá sus puertas el próximo día 21 en el Palacete Mendoza. Incluye 45 imágenes representativas del románico sexual en Galicia. Tras su exhibición en Pontevedra, la muestra (que financia la Diputación) itinerará por varios concellos de la provincia.

"Tendemos al error de juzgar los acontecimientos históricos con nuestra mentalidad y es una gran equivocación, en realidad habría que conocer la mentalidad de la edad Media para saber qué querían decir", explica el documentalista Federico de la Peña Santos a propósito de las sorprendentes fotografías de la exposición "Sexo na pedra".

Se trata de genitales masculinos y femeninos totalmente explícitos, mujeres y hombres exhibicionistas, parejas en pleno coito... Todo ello grabado en granito hace casi un milenio (entre 800 y 900 años atrás) y en zonas tan dispares como Crecente, Pontevedra, Rodeiro, Ponteareas, Silleda, A Estrada...

En total, se presentarán al espectador 45 imágenes en una muestra que, tras su exhibición en Pontevedra, itinerará por distintos municipios de la provincia. La mayoría de las imágenes están representadas en los canecillos (las estructuras sujetas al alero de las cubiertas) en las que se representan a mayores aquellos vicios que pueden derivar en la práctica del sexo: la fiesta, la bebida, la comida, el baile... Amen de los castigos que los lujuriosos sufrirían en el infierno.

¿Cómo es que hace 800 años la iglesia toleraba, cuando no promovía, estas representaciones? El autor de las fotografías destaca que "hay varias hipótesis, para nuestra mentalidad actual puede que esas escenas representen la lujuria, los vicios o los castigos, pero es muy probable que eso no tenga que ver con la mentalidad de la Edad Media, es posible que los ciudadanos de esa época no viesen pornografía o lujuria sino otras cosas, es un error juzgar sin conocer la mentalidad de la época, por ejemplo muchos se preguntan si representan el sexo o la metáfora de la fertilidad, y lo cierto es que no lo sabemos con certeza".

Para comprobar el significado real de estas esculturas tendríamos que disponer de escritos en la Edad Media que aludiesen a ellas, y lo cierto es que "ninguno, ni uno de los encontrados, habla de este tema, a día de hoy sobre el erotismo en el románico no se sabe nada, ni siquiera los documentos de la Iglesia aluden a ellos", añade Federico de la Peña.

Éste tiene claro, como muchos investigadores, que lo único cierto es que la Iglesia permitió que en sus templos se incluyesen estas esculturas explícitas "incluso", añade, "es muy probable que ella misma las encargase a los canteros de la época".

Las imágenes (correspondientes a 32 iglesias gallegas, entre las que predominan las de la provincia de Pontevedra) están repartidas por numerosos templos, aunque destacan bellísimos ejemplos del románico como Santa María de Tebra en Tomiño, Angoares en Ponteareas, San Pedro de Ansemil en Silleda, Albeos en Crecente, Carboentes en Rodeiro o Abades en A Estrada.

Esta serie se completará con un documental que también busca divulgar el románico sexual, un gran desconocido.

A día de hoy, los historiadores e investigadores se mueven entre tres hipótesis, la más difundida es que estos grabados en granito representasen la lujuria, los vicios que llevan a ello y los castigos a los lujuriosos.

"La segunda", destaca el documentalista, "es que se trate de una especie de pornografía de la época con la que la Iglesia buscaba incentivar la reproducción en un momento caracterizado por la gran mortandad derivada de guerras y enfermedades; en este caso la razón sería económica: la Iglesia cobraba impuestos, el llamado diezmo que todos los campesinos pagaban anualmente, y saldría claramente beneficiada de un incremento de la población".

La tercera hipótesis es que estas imágenes de contenido sexual fuesen simplemente un reflejo de la vida cotidiana de una época en la que el sexo era algo, si no más permitido, al menos más natural que en la actualidad.

Es una teoría que no descarta De la Peña, que matiza que "de todas las iglesias que he visto y con los documentos que he leído mi primera conclusión es que el sexo en la Edad Media era algo muy habitual, más normal y natural que ahora, sin duda más público porque hay que recordar que apenas existía intimidad conyugal: las familias vivían juntas en una única habitación... Lo que sí estaba es muy castigado por la Iglesia, por eso lo mostraba para educar moralmente a un pueblo que prácticamente en su totalidad era analfabeto, un escenario en donde los sermones del cura en el púlpito y los sermones en piedra que son las imágenes era como se educaba cristianamente a la gente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca