23 de junio de 2011
23.06.2011
Castor Álvarez - Centenario pontevedrés

"¿El secreto para llegar a los 105 años? Muy fácil, no morirse"

"Pontevedra está muy bonita, pero yo la caminaba mejor antes, no tenía que llevar bastón". Montó en moto hasta los 95 años

23.06.2011 | 09:59
Castor Álvarez, ayer, en el consistorio. // Rafa Vázquez

Llegó con el verano de 1906 y ayer –apoyado en su bastón y acompañado por Navor, uno de sus hijos, y varios familiares– acudió al Concello de Pontevedra a saludar al alcalde Miguel Fernández Lores, en justa devolución a las cuatro visitas anteriores del regidor a su domicilio, una por cada cumpleaños desde que llegó a los cien.
Forma parte de un selecto club de centenarios de la ciudad y comparte con otro pontevedrés el honor de alcanzar los 105 años. Se le veía contento y sin perder el sentido del humor respondía a las preguntas de los periodistas que recogían su entrada en el concello.

– ¿Cuál es el secreto para llegar a los 105 años?

– Muy fácil, no morirse. Hay que tirar siempre para adelante. (Nunca estuvo enfermo aunque ahora tiene problemas de oído, apostilla su hijo Navor, pendiente de él en todo momento)

– Nació usted en 1906...

– Sí, viví todas las guerras del siglo pasado, del siglo XX, desde la Primera Guerra Mundial.

– Celebró su cumpleaños rodeado de su familia el pasado fin de semana, hoy (por ayer) viene a visitar al alcalde, pero ¿cómo es su día a día?

– Pues hago una vida muy normal como cuando tenía veinte años aunque entonces esta (señalando la pierna) trabajaba bien. Por lo demás salgo a hacer mis recados, a comprar el pan, a buscar el periódico y si me encuentro a un amigo me entretengo, porque yo ya llevo aquí (en Pontevedra) desde el año 1949 porque nací en Castrelo de Miño, en el partido judicial de Ribadavia.

– ¿A qué se dedicó durante su vida?

– Cuando era un chaval estuve con las vacas y arando. Iba al colegio pero había que trabajar en casa. Después me hice Policía Armado. Estuve seis años en Madrid, en Cartagena (Murcia) y vine a Pontevedra, en 1949, aquí me jubilé y aquí estoy.

– Ha cambiado mucho la ciudad en todos estos años, ¿cómo la encuentra?, ¿más cómoda?

– Ahora Pontevedra está muy bonita, muy bien pero yo la caminaba mejor antes porque no tenía bastón (dice irónico).

– Pero entonces, nos cuentan, usted iba en moto...

– Sí, anduve en moto hasta los 95 años pero ellos (señalando a su hijo) me la quitaron.

– ¿Por qué ha decidido venir a visitar al alcalde?

– El alcalde Miguel Fernández Lores vino a mi casa en cada cumpleaños desde que cumplí 100 años y ahora que ya tengo 105 quise venir yo a la casa del alcalde.
(Su hijo Navor confesaba que aunque vive en Pontevedra, desde hace unos años su padre vuelve a estar empadronado por decisión propia en su localidad natal, en donde votó por correo el pasado 22 de mayo).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia