29 de junio de 2010
29.06.2010
Suso Vila - Historiador

"La teoría de Pedro Madruga como Colón no tiene base histórica o documental"

"Hay que desmontar el mito que rodea a los Soutomaior de violentos, casi traidores"

29.06.2010 | 10:01
Suso Vila (Tui, 1973) es licenciado en Historia por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) y actualmente forma parte del grupo de Investigación Historiográfica de la Universidad de Santiago de Compostela. El pasado año recogió el premio de Historia Medieval de Galicia y Portugal por otra obra dedicada al linaje de los Soutomaior.

"A casa de Soutomaior (1142-1532) es el título de la obra que presentó ayer en el sexto edificio del Museo el historiador Suso Vila, un trabajo que es, según explica su autor, "una aproximación a la casa de Soutomaior desde un punto de vista interdisciplinar, desde la historia pero también desde la economía, la historia social o de las mentalidades e incluso su relación con la muerte y ese sentido de los integrantes de la casa de dejar algo para la posteridad".

– ¿Cuándo aparece en la historia de Galicia la casa de Soutomaior?

– La casa de Soutomaior aparece sobre todo en el siglo XII y lo relevante es que ya en ese momento aparecen como señores del territorio, en este caso el territorio asociado al castillo ubicado en el municipio de Soutomaior. El hecho de que aparezcan como señores en ese momento ya da una idea de su importancia superior a gran parte de la pequeña nobleza que existía en ese momento y que no tenía ese
gran patrimonio que ya les constaba a los Soutomaior.

– A partir de esos momentos iniciales ¿qué influencia tendrá la familia en la Edad Media de Galicia?

– La casa de Soutomaior va a contar con mucha influencia en la política gallega medieval, sobre todo van a ser importantes para los propios monarcas leoneses y castellanos que los van a tener siempre a su lado, los Soutomaior influirán de hecho muchísimo en la política de su momento, sobre todo en los siglos XIV y XV.

– En paralelo a su influencia política está la artística ¿cuál fue en este caso el papel de este linaje?

– Ese aspecto es realmente muy importante porque la casa de Soutomaior va a aportar algo importante: completar el panorama de la escultura funeraria en Galicia, un aspecto realmente muy interesante y que habitualmente se deja de lado pero refleja exhaustivamente la mentalidad de la casa noble, ahí es donde se concentra la actividad artística de la casa noble, en la escultura funeraria, de las tumbas. Y a mayores están los patrocinios sobre iglesias y demás que los Soutomaior pusieron en marcha, un buen ejemplo de esos mecenazgos es la cabecera del convento de Santa Clara en Pontevedra, patrocinada por la casa de Soutomaior tanto de forma directa, con aportaciones de dinero, como indirectamente ya que la abadesa en el momento de construcción de la cabecera era una Soutomaior.

– Además de en las ruinas del convento de Santo Domingo en Pontevedra ¿Dónde se pueden encontrar hoy las esculturas funerarias promovidas por los Soutomaior?

– En las ruinas de Santo Domingo pero también en Santo Domingo de Tui, en la catedral de Tui también existen y después ya desaparecidas las que existían en el monasterio de Melón y en algún otro lugar, pero realmente es en Pontevedra y en Tui en donde se concentra ese legado artístico, ese patrocinio que resume bien las principales acciones en lo político, cultural, etc de los integrantes de la familia durante la Edad Media.

– Si algún personaje de esa familia del medievo gallego destaca es la de Pedro Madruga ¿cuánto hay de leyenda y de realidad en todo lo que se ha escrito de él?

– Pedro Madruga es una figura muy transformada, sobre todo por el periodo romántico. El Romanticismo (teorías del siglo XIX que en realidad se prolongan hasta hoy) presenta a Pedro Madruga fuera de su contexto histórico y de las circunstancias que le tocaron en su momento, por eso yo en esta obra trato de desmitificar muchas de esas historias que se han contado alrededor de él y muchas de las cuales en realidad formaban parte del carácter y la mentalidad de la propia familia, de su linaje.

– ¿Cuál es entonces la verdadera historia de este señor del castillo de Soutomaior?

– Es el heredero de la casa en un momento histórico muy concreto, la guerra irmandiña, que hereda de su medio hermano. Son unas circunstancias históricas muy especiales para esa casa, que está viendo como todos sus territorios están amenazados por el avance irmandiño y lo que él va a buscar es recuperar el poder y los territorios que le había dejado su hermano. Después enlazará la guerra nobiliaria en Galicia con la guerra de sucesión a la corona española y por lo tanto la imagen que tenemos de Pedro Madruga es una imagen distorsionada, provocada sobre todo por hechos bélicos que no nos han dejado contemplar el Pedro Madruga en un periodo de paz lo suficientemente duradero para ver el hombre político, lo que nos ha llegado sólo es el hombre guerrero brillante, y no el caballero renacentista, más que un caballero medieval.

– Resulta inevitable preguntarle por la teoría que identifica a Pedro Madruga con el almirante
Cristóbal Colón. Según esa corriente, ambos serían la misma persona...

– La teoría de Pedro Madruga como Colón no tiene ningún tipo de base histórica o documental. Lo que sabemos con certeza es que Pedro Madruga falleció en 1486, lo sabemos tanto por su principal cronista como por sus contemporáneos, era un personaje sobradamente conocido, había estado muchísimo en la corte, era enemigo de Isabel La Católica, a la que no gustaba para nada porque Madruga en la guerra de sucesión había apoyado a Juana y por lo tanto esa situación es suficientemente clara como para desechar cualquier relación entre Pedro Madruga y Colón. Madruga era demasiado conocido por la propia nobleza castellana (de hecho fallece en Alba de Tormes cuando va a hablar con su amigo el conde de Alba) y ya sólo por esos dos hechos la teoría flaquearía. Y a mayores hay toda una serie de documentos que descartarían totalmente esa relación por la presencia eclesiástica de Pedro Madruga, por su existencia aquí y para nada la relación con el mar que sí tenía Colón.

– Insiste en que si hay una leyenda de los Soutomaior debe descartarse es la asociación con la guerra y la violencia, mientras se olvida su lealtad...

– Algo sobre lo que hay que llamar la atención es la lealtad, efectivamente hay que desmontar ese mito que rodea a los Soutomaior de violentos, casi traidores o de los que había que desconfiar, cuando de la documentación que aporto y del análisis que hay que realizar lo que se deduce es su lealtad, es lo que la caracteriza, fundamentalmente a los monarcas castellanos porque forma parte de la propia vida del linaje, una actuación que le supuso éxitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


FaroEduca