13 de septiembre de 2009
13.09.2009

Fomento proyecta ejecutar al mismo tiempo el túnel del AVE y su nuevo puente sobre el Lérez

Tendrá unos 100 metros de largo y dejará el actual para uso peatonal

13.09.2009 | 04:03
Aspecto de las obras para el AVE junto al apeadero ferroviario próximo al campus.

Todo apuntaba a que sería el último en ejecutarse de los tres puentes previstos en estos últimos años sobre el río Lérez, pero ahora parece que será el Ministerio de Fomento el que tome la delantera en concretar su proyecto, por delante de los viaductos impulsados por la Diputación (en Monte Porreiro) y por el concello, en As Correntes.
Y es que el ministerio ya ultima el calendario de ejecución de su paso para cruzar el río Lérez, destinado a albergar la doble vía del eje atlántico de alta velocidad ferroviaria a su paso por el casco urbano de Pontevedra. Fomento negocia estos días con diversos propietarios la apertura de un acceso rodado que permita acercar la maquinaria a ambas orillas del Lérez, en las inmediaciones del puente del tren actual. La creación de este acceso a una zona complicada (bajo el monasterio de San Benito) es una de las razones del retraso en comenzar estos trabajos, por lo que el ministerio y las empresa adjudicatarias –Sacyr, Neopul y Cavosa– presentan ahora cierta urgencia por agilizar la ejecución, hasta el punto de que está previsto acometer a la vez la construcción del puente y del túnel bajo la parroquia de Lérez que arranca a los pies del futuro viaducto.
Estas dos infraestructuras forman parte del tramo del AVE denominado Pontevedra-Cerponzóns, que cruza todo el casco urbano. Cuenta con una longitud de unos siete kilómetros, adjudicados hace meses por 55 millones de euros y un plazo de ejecución de algo más de tres años. Todo su recorrido urbano será muy complejo, ya que discurre por una zona densamente poblado hasta llegar al río Lérez y ahí afronta dos de sus principales "retos": el puente y el túnel bajo un grupo de casas de la parroquia, cerca del monasterio.

Voladuras

En este último caso, los vecinos ya mostraron en su día su preocupación por la ejecución de este paso bajo sus viviendas, ya que está previsto llevar a cabo voladuras, una cada ocho horas, con el consiguiente riesgo de vibraciones y grietas en las propiedades. Este túnel supera los 300 metros de longitud y reemplazará al actual, construido en la década de los años 60. Este paso original no puede ser aprovechado ya que el tendido de las vías afectaría a viviendas situadas en las proximidades de su boca de salida, por lo que se ha optado por uno nuevo. Quedará totalmente en desuso. Se ofreció al concello para algún tipo de sendero peatonal, pero se ha desestimado por temor a que se encuentre en mal estado.
Algo parecido ocurre con el propio puente. Se ha desechado aprovechar el existente, ya que el nuevo discurrirá sensiblemente paralelo, separado por unos 50 metros. Su nuevo trazado obedece a la misma razón que el túnel: evitar la expropiación de casas.
El viaducto actual, también con más de cuarenta años de funcionamiento, será inutilizado para el uso ferroviario, pero todo apunta a que sí se conservará como paso peatonal.
El futuro puente, que Fomento ha bautizado como "de San Benito", tendrá algo menos de cien metros de longitud y no tendrá apoyos en el cauce del Lérez. Se describe como un "puente pórtico de tren vanos de 55, 76 y 32 metros respectivamente, disponiéndose una célula trapecial bajo el primer vano y una triangular bajo el tercero".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores