21 de julio de 2008
21.07.2008
UNA NOCHE PARA DISFRUTAR DE LA LUCHA CIRCENSE 

Los forzudos más excéntricos y divertidos

21.07.2008 | 10:11
Un momento del espectáculo que tuvo lugar en la Plaza de Toros de Pontevedra.

Las estrellas europeas de Pressing Catch miden sus fuerzas en la Plaza de Toros de Pontevedra.

La escasa afluencia de público (apenas se llenó la mitad del aforo) fue el único elemento que deslució ayer la noche de Pressing Catch en la plaza de toros de Pontevedra, una cita pensada especialmente para los niños, fieles seguidores de esta modalidad de lucha circense.

Los más pequeños de la casa fueron también los que más disfrutaron con las piruetas y llaves de luchadores como Juventud Guerrera, el gigantesco Kishi o Último Dragón, aunque no pudieron ver a ídolos de masas como la rubia Ashley o a Batista.

"Ya me imaginaba que Batista no vendría, pero aún así quería venir a ver a los otros porque me encanta el Pressing", explica Juan, de 11 años. Por su parte, su padre incide en que "se trata de un espectáculo demasiado caro (con entradas entre 35 y 70 euros) para una familia que tenga por ejemplo dos niños, de modo que muchos amigos desistieron de traer a sus hijos".

Todo ello quedó olvidado en el momento en que el que los luchadores hicieron su entrada. Y es que no en vano esta presentación en el cuadrilátero es uno de los elementos estelares de Pressing Catch, considerado el programa televisivo de lucha más famoso del mundo.

Pressing Catch llegó hasta Pontevedra con sus estrellas europeas y con varios de los protagonistas del programa que emite la cadena Cuatro.

Se acercaron hasta la plaza de toros luchadores como Orlando Jordan, que volvió a dar muestras de lo mucho que le gusta la ropa cara y de su carácter fanfarrón, Vampiro y su temido ataúd en el que se lleva a los adversarios derrotados o Chris Masters, que según su leyenda es fruto de un milagro de la ciencia (un pariente le implantó una prótesis de una aleación especial que acabó por fundirse con sus músculos, haciendo de él el humano con los brazos más fuertes del mundo).

También volvió a sorprender el samoano Kishi con sus más de 240 kilos de peso, el "bueno" de la lucha por excelencia y que siempre concluye sus combates invitando a los niños a subirse al ring. Sus admiradores elogian especialmente su temido "stink face" final: un empujón con el (enorme) trasero en la misma cara del adversario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2018/2019 .