02 de junio de 2008
02.06.2008

La fiesta granate acaba a porrazos

02.06.2008 | 02:00
Un momento de la carga policial contra los aficionados granates tras el encuentro de ayer. / Gustavo Santos

La Policía Nacional cargó contra varios aficionados en Fondo Norte al finalizar el partido.

Lo que estaba llamado a ser una fiesta granate finalizó como el rosario de la aurora. En el aspecto puramente deportivo el Pontevedra quedó, por tercera vez consecutiva, a las puertas del ascenso tras sucumbir de forma muy justa ante un Ceuta que desde el primer momento fue superior sobre el campo, que es en donde hay que demostrarlo.
Los seguidores del Pontevedra iniciaron la fiesta en la plaza de A Verdura horas antes del inicio de la contienda y todos eran buenos presagios mientras ambos equipos salieron a calentar. Un dirigible se paseó por encima de Pasarón y un "speaker" se dedicó a calentar el partido, aunque se podría decir que con muy poco acierto, o por lo menos le restó protagonismo a los peñistas que domingo a domingo acuden al recinto de la avenida del Burgo. Esto todavía no es América, a pesar de que alguno intente que así sea.
La euforia granate se fue disipando poco a poco para acabar a porrazos, pues algunos de los aficionados además de pagar su entrada y ver perder a su equipo del alma, recibieron una buena dosis de porrazos por parte de la agentes antidisturbios que irrumpieron en la parte inferior de la Grada Norte para separar una simple discusión entre dos aficionados y acabaron golpeando a diestro y siniestro a todo lo que se movía, en una actuación muy desagradable y que fue recriminada por todos los aficionados que todavía se encontraban dentro de estadio. La gente abucheó a las fuerzas del orden público con cánticos de "policía asesina" al entender que se habían extralimitado en sus funciones de poner calma ante una afición que de nuevo, como reconocía el entrenador ceutí, demostró tener gran señorío al despedir al rival con aplausos.
La carga policial de ayer pudo tener mayores consecuencias con la repetidas caídas de personas que trataban de escapar de la trifulca y que iban golpeando entre las sillas. Una de las personas que recibió en la carga fue la vicepresidenta del club, Lupe Murillo, que en su intento de poner calma le pidió la placa correspondiente a uno de los policías y como respuesta recibió un duro golpe. La dirigente acusó a los agentes de "tratarnos como animales".
Hubo momentos críticos en los que algunos aficionados perdieron los nervios ante lo que consideraban un abuso de la autoridad. Con el fin de poner fin a la descomunal actuación, las fuerzas del orden público tuvieron que lanzar botes de humo para dispersar a la multitud que se agolpaba entre la grada y la salida del Fondo Norte.
Lo que estaba previsto que fuese una noche mágica para los seguidores granates fue otra noche triste, de las que por desgracia ya se están habituando en Pontevedra en los play-off de ascenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine