09 de octubre de 2020
09.10.2020
Faro de Vigo

El cierre de Ourense arranca con más de 180 contagios nuevos en dos centros de mayores

Os Gozos registra 112 positivos de residentes y 25 entre sus trabajadores | El geriátrico Val de Monterrei ya contabiliza 46 infectados | Suben a 536 los casos activos en la ciudad y muere un varón de 57 años en el CHUO

09.10.2020 | 02:07
Sanitarios entrando a la Residencia Os Gozos en Pereiro de Aguiar en la jornada de ayer.

Ourense suma otro muerto más por coronavirus en el primer día de confinamiento perimetral de la ciudad y Barbadás. Un hombre del Centro Residencial Troncoso se convierte en la segunda víctima más joven de los fallecimientos desde el inicio de la pandemia. Ayer, fuentes sanitarias informaban de su muerte con tan solo 57 años en el hospital ourensano y ya son 164 los decesos totales, de los cuales 29 se produjeron desde inicio de la segunda ola en septiembre.

Especial atención en las residencias de mayores ya que suman 217 casos activos, donde ayer se dieron a conocer más de 180 casos entre dos geriátricos, uno en Pereiro de Aguiar y otro en Verín. El brote más importante entró a la Residencia Os Gozos por una trabajadora que se fue hacer la prueba PCR el jueves 1 de octubre y no obtuvo los resultados hasta cuatro días después. El cribado masivo a los residentes radiografió la incidencia epidemiológica y el geriátrico suma 112 positivos de 192 y 25 casos activos entre el personal de los 96 con los que cuenta. Ayer también se conocían los 46 positivos en residentes de la Residencia Val de Monterrei que sumados a los anteriores contabilizan 183 contagios en el primer día de confinamiento perimetral. Precisamente, el mayor brote en residencias en esta segunda ola en la provincia se produce en un municipio situado en el cordón sanitario hecho en la comarca de la capital. Pereiro de Aguiar está a escasos 10 minutos del centro de la ciudad y desde la Fundación San Rosendo quieren explicar que "el personal de las residencias hacen vida normal, llevan a sus hijos e hijas al colegio, van al supermercado y realizan su actividad diaria dentro de la normalidad impuesta, pero no podemos olvidar que el virus no distingue". Desde el patronato de la Fundación, achacan a "la tardanza" en los resultados el contagio masivo de la residencia y comunicaron la situación a los familiares y autoridades para que presten el pertinente apoyo sanitario y social. "El equipo médico y las enfermeras ya están trabajando, al no dar ninguno positivo y hemos reconfigurado toda la residencia en función de si han tenido contacto con positivos, son contactos estrechos o no han tenido vinculación", dicen desde San Rosendo. El diámetro de incidencia de la "bomba vírica" ya ataca a geriátricos ourensanos con el segundo mayor brote de residencias en seis meses.

De todos los casos positivos en las dos residencias, la mayoría son asintomáticos y ya se encuentran con los controles sanitarios pertinentes.

Las autoridades sanitarias y los poderes públicos unieron los concellos de Barbadás y Ourense para establecer un único territorio del que solamente se podrá entrar y salir con acreditación suficiente de que se accede por actividad laboral, educativa, sanitaria o cuidado de dependientes. Un confinamiento que convierte a Ourense en la ciudad con las restricciones más duras de toda España, pero unas medidas que no logran detener el virus ya que ayer se incrementaron los casos activos en la capital que aumentan hasta los 536, 25 casos más que la jornada anterior. La hospitalización se mantiene en el mismo porcentaje y los curados contabilizan más de 50 para acumular 2.918 personas que ya superaron la enfermedad.

La ciudad confinada, Barbadás anexionada por parámetros sanitarios, la situación en las residencias de nuevo en el ojo del huracán después de la primera ola y la situación que lejos de revertirse se complica más.

El confinamiento perimetral sin tiempo máximo de implantación y por lo tanto, vigente hasta que se pare la evolución creciente de una provincia que mantiene las mayores zonas rojas en clave semafórica de toda Galicia.

138 estudiantes positivos

El área sanitaria de Ourense registra más casos positivos que ninguna en los centros educativos, pero con menos clases cerradas. La provincia contabiliza 138 casos positivos por coronavirus y tiene tres clases cerradas, que son una en el Padre Feijóo, otra en el CPR Santo Ángel y otra en el CEIP Condesa de O Barco.

El centro educativo con más positivos que es el CEIP As Mercedes abrió esta semana la clase cerrada y mantiene los 11 casos positivos. Le sigue Salesianos con 10 casos positivos y Carmelitas con ocho casos positivos los mismos que Santo Ángel.

No es un juego. Ourense vive una grave situación sanitaria y el mensaje de responsabilidad se queda corto para frenar una segunda ola que arrasa con la principal locomotora económica de la ciudad y la provincia, el sector servicios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia