25 de marzo de 2020
25.03.2020
Faro de Vigo

Contra el cáncer en los tiempos del virus: más precaución y menos visitas al hospital

Oncología retrasa algunos tratamientos y extrema la protección de personal y pacientes, un colectivo de riesgo - La psicooncóloga de la AECC atiende por teléfono las consultas

25.03.2020 | 01:18

Sumando consultas y tratamientos contra el cáncer, cada día se realizaban en el hospital público de Ourense unas 100 atenciones. La emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus ha motivado la adopción de medidas para limitar el riesgo de contagio de estos pacientes, uno de los colectivos de riesgo, puesto que se trata de una enfermedad cuyo tratamiento reduce la capacidad de defensa del sistema inmunitario, y porque buena parte de los pacientes son de edad avanzada. Oncología ha retrasado algunos tratamientos -se valora el tipo de terapia y cada caso- y los enfermos extreman las medidas de precaución, restringiendo salidas, contactos y utilizando mascarillas y guantes cuando deben ir a la calle. Pese al teletrabajo, la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) continúa ofreciendo en Ourense terapia psicológica. La psicooncóloga Beatriz Rodríguez Salas atiende incluso más consultas cada día que antes, comunicándose por teléfono.

"Los tratamientos no se detienen pero valoramos cada caso según la patología, el tiempo que llevan o la tolerancia, e intentamos ajustarlo lo máximo posible. Hay algunos que temporalmente se suspenden durante unas semanas, y otros que se retrasan o se ajusta el intervalo, con el objetivo de que solo venga al hospital de día la gente que sea estrictamente imprescindible. Los pacientes acuden prácticamente todos con mascarilla, y nosotros también extremamos las medidas para que estén más separados que antes de esta pandemia. Además el personal también lleva mascarilla", indica Jesús García Mata, jefe del servicio de Oncología del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).

Los criterios a seguir con el tratamiento de cada paciente, en estos tiempos marcados por el coronavirus, "dependen de la patología del paciente y la intención del tratamiento. Además, no es lo mismo hacer venir a un paciente de 80 años que a uno de 45. Con los ancianos intentamos extremar al máximo sus visitas".

Recogida o envío de fármacos

En cuanto a las visitas para revisiones -añade el especialista-, "contactamos por teléfono con el paciente que está citado y la mayoría de estas atenciones se realizan por teléfono, porque podemos ver el resultado de las pruebas a través del Ianus", un sistema del Sergas que ofrece la información clínica. Las nuevas pautas en el hospital para evitar contagios incluyen reglas para los familiares acompañantes: en la sala solo puede estar el paciente. En la unidad de cuidados paliativos se mantienen las agendas, "pero los apoyamos con atención primaria y hospitalización a domicilio en aquellas zonas donde existe este servicio". Además, "otra de las medidas que estamos organizando con la farmacia es facilitar la recogida de los tratamientos orales por parte de los familiares o, en el caso de las residencias, hacérselos llegar sin que se tenga que desplazar el paciente".

García Mata asegura que el colectivo de pacientes de cáncer "está bastante mentalizado de que debe actuar con más cuidado. La mayoría viene con mascarilla y nosotros extremamos las medidas de protección, guardando las distancias de seguridad mediante el, lavado de manos, limpiando superficies continuamente y llevando también mascarillas". Aun con este alto nivel de concienciación, el responsable de Oncología no deja de recomendar "que extremen las medidas de seguridad. El aislamiento es fundamental. Es importante no recibir visitas de las familias, aunque nos consta que ya no lo hacen".

Protegerse en cada salida justificada es clave, aunque estas personas no suelen ir a la compra, uno de los posibles foco de contagio. "Si están en casa con su pareja o algún hijo, siempre va este acompañante. Ellos mismos nos dicen que no van al súper", completa el especialista.

Desde el viernes anterior a la aprobación del estado de alarma, la psicooncóloga Beatriz Rodríguez atiende a sus pacientes desde su casa, por teléfono. "No es lo mismo ni mucho menos pero la gente lo agradece y también les ofrece la posibilidad de comunicarse conmigo a través de Whatsapp o de una llamada de teléfono. Estamos tratando de compensar la falta de contacto humano con una mayor disponibilidad en la distancia. Desde los servicios centrales y en otras delegaciones se están haciendo videoconsultas pero yo en mi ubicación no tengo fluidez de imagen y es mejor la llamada. Las trabajadoras sociales hacen labores de prevención y voluntariado, organizando por teléfono gestiones para aquellos pacientes que no pueden salir", explica esta terapeuta, que atiende "muchos más pacientes que con la consulta presencial, en las que reservaba una hora. Por teléfono no dura tanto y tengo más disponibilidad".

Consejos ante la reclusión

En esta época de reclusión obligada para contener el virus, la psicooncóloga aconseja a los pacientes "extremar las precauciones, llevar una vida sana y mantener una rutina. Es importante que no se obsesionen con la información y traten de hacer otras cosas, así como mantener contacto con su entorno social". Algunos de sus pacientes, habituados a no salir demasiado de casa para evitar exponerse por el efecto en el sistema inmunitario de la quimioterapia, están "más acostumbrados" a esta nueva realidad. En todo caso, la especialista asume "que habrá momentos anímicos de todo tipo porque llevamos solo unos días y esto aún va para largo".

La Asociación Española contra el Cáncer utiliza sus canales digitales y redes sociales para comunicar a las personas con cáncer pautas y recomendaciones de los psicólogos, trabajadores sociales y técnicos en ejercicio físico. Ha aumentado el número de consultas recibidas a través del servicio gratuito de Infocáncer (900 100 036), las sesiones de videoconsultas y las solicitudes de atención telefónica vía web. Cada día, en toda España, la AECC atiende 600 llamadas de afectados por la enfermedad que necesitan información o apoyo.

Mata cree que esta crisis cambiará todo. "Nos ha venido como un tsunami, esa es la parte mala, pero lo bueno es que tendremos que reflexionar y ver para el futuro qué debemos mejorar, no solo a nivel de recursos sino de enfoque social. Seguramente ante la próxima alerta de este tipo tomaremos medidas de forma más precoz".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LA MEJOR INFORMACIÓN, CERCA DE TI


FARO te ofrece un nuevo servicio de pasatiempos y juegos online

Disfruta desde tu ordenador o tu móvil de más de un centenar de retos como crucigramas o sudokus

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia