16 de enero de 2020
16.01.2020
Faro de Vigo

Nueva condena a un policía ya jubilado: acepta 540 euros por daños en 7 coches

Destrozó retrovisores y limpiaparabrisas de vehículos aparcados en la calle -En otras causas ya fue sentenciado por sacar su arma en un bar, embestir una terraza o por negarse a un control de drogas

16.01.2020 | 02:15
El acusado, en uno de los juicios anteriores. // Brais Lorenzo

Un ourensano de 41 años, que ejercía como policía nacional pero ya está jubilado tras ser suspendido de empleo y sueldo en su día, acumula una nueva condena por hechos distintos. Ayer se conformó con el pago de una multa de 540 euros por causar destrozos en siete coches aparcados en una calle de la ciudad. La Fiscalía reconoce una atenuante de reparación del daño, ya que antes del juicio pagó toda la responsabilidad civil, cerca de 1.000 euros sumando la factura de todos los desperfectos. Con anterioridad ya había sido sentenciado en otras causas por sacar su arma reglamentaria en un bar, por embestir una terraza con el coche así como por negarse a efectuar un control de drogas.

La madrugada del 19 de julio de 2018, sobre la 1.30 de la madrugada, el exagente iba caminando por la calle Vicente Risco de Ourense, en el barrio de A Ponte, y comenzó a golpear portales, un buzón -en el que causó desperfectos por valor de 35 euros- así como diferentes vehículos que se encontraban estacionados en esa zona.

Tal y como queda probado con el acuerdo de conformidad que aceptó ayer, el expolicía fracturó el espejo retrovisor de un coche -136,85 euros en daños-, los limpiaparabrisas y un retrovisor de otro -238,76 euros-, un limpiaparabrisas en un tercer turismo -121,48 euros-, así como los de otros tres vehículos (20, 160,33 y 176,55 euros en daños). Además causó daños por valor de 65,32 euros en otro automóvil de esa calle.

El pasado mes de octubre, el policía jubilado se conformó con 2 meses de trabajos comunitarios por esgrimir su arma reglamentaria en un bar de Ourense, el 14 de abril de 2018. En junio ya había aceptado otra sentencia por agredir a dos agentes después de empotrar su coche contra una terraza del barrio ourensano de A Ponte. En septiembre de 2018 fue sentenciado por ir bajo efecto de alcohol y las drogas así como por negarse a efectuar la prueba. En el bar discutió con el camarero porque no quería dejarle entrar al estar borracho. Cogió la pistola, cargada, la exhibió y la dirigió en varias direcciones, lanzando amenazas. Un agente fuera de servicio se abalanzó sobre él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia