13 de febrero de 2019
13.02.2019

Dos años y medio de prisión por atracar con unas tijeras al cura de la Asunción

La Fiscalía rebaja a la mitad la petición de condena por una eximente incompleta de drogadicción

13.02.2019 | 02:22
El párroco de la Asunción, víctima de estos hechos. // Iñaki Osorio

F. J. M. A., de 32 años, atracó la tarde del 12 de agosto de 2017 al párroco de la iglesia de la Asunción, ubicada en la zona del campus universitario de Ourense. El delincuente empleó unas tijeras. Ayer fue a juicio en el Penal 1 de la ciudad y se conformó con una pena rebajada a la mitad con respecto a la petición que inicialmente formulaba la Fiscalía. La posible condena a 5 años de prisión queda en 2 años y medio porque el ministerio público tiene en cuenta una eximente incompleta del encausado por el consumo de sustancias. El condenado es responsable de un delito de robo con violencia e intimidación con instrumento peligroso en sitio público.

En cambio, se aplica una agravante, pues el ladrón que ayer reconoció el atraco de la Asunción en la vista ya contaba con antecedentes penales que computan a efectos de reincidencia. Entre otras causas, fue sentenciado en firme en febrero del año 2014, a 2 años y medio de prisión por un delito de robo con fuerza en las cosas. Una pena que dejó cumplida en febrero de 2017, según su historial.

Con su conformidad se considera probado el relato de hechos que efectuaba la Fiscalía en su escrito de acusación. Aproximadamente a las 18.30 horas del día 12 de agosto de 2017, el encausado se dirigió a la iglesia de la Asunción. Pidió dinero al párroco, Jorge Estévez, que respondió de manera negativa al tiempo que intentaba cerrar la puerta. Pero el delincuente interpuso en su pie y se adentró en el interior del templo. Después de proferir diversas frases amenazantes, el individuo cogió unas tijeras y las esgrimió a modo de amenaza contra el sacerdote. El ladrón forcejeó con el religioso y consiguió apoderarse de 100 euros y un móvil.

Rompió el cable del teléfono

El delincuente rompió el cable del teléfono con el propósito de que el cura no pudiera pedir ayuda. El perjudicado sufrió lesiones a causa del forcejeo que precisaron una asistencia facultativa. El párroco renunció a ejercer cualquier tipo de acciones legales, por lo que en este caso la pena no lleva aparejada la responsabilidad civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia