22 de diciembre de 2018
22.12.2018

Cuando los niños son transmisores de valores para mejorar la sociedad

El proyecto "As de Guía" se convierte en una propuesta pionera de las actividades de conciliación - Alba y Marina, la imagen de la diversidad funcional en positivo

22.12.2018 | 02:06
Las niñas Alba y Marina con el regidor, Jesús Vázquez. // Brais Lorenzo

Fueron las protagonistas de un acto muy sencillo pero con una especial relevancia. Ellas, Alba y Marina, dos niñas tímidas pero a la vez comprometidas, representan esa apuesta de convertirse en transmisores de valores para mejorar la sociedad, sobre todo la más cercana, la de su barrio, en A Cuña.

El proyecto "As de Guía", del que forman parte, una propuesta pionera de las actividades de conciliación de los centros cívicos viene de recibir el premio nacional por su apuesta para convertir a los niños en transmisores de valores sociales y solidarios entre los vecinos de los barrios. Un premio que reconoce el trabajo realizado en las actividades que se desarrollaron, bajo la supervisión de la Asociación para la prevención y la educación social (APES), en el centro cívico de A Cuña durante el curso 2017/2018.

Pero como puso de manifiesto el alcalde, Jesús Vázquez, que junto ala edil del área Social, Sofía Godoy, y la representante de Apes, Susana Crespo, que compartieron protagonismo con las dos niñas, se trata de una iniciativa "revolucionaria" en los programas de conciliación escolar, pues convierte el juego en una herramienta esencial para mejorar Ourense.

Y sobre todo, convertir los centros cívicos en el ejemplo de bario en el que todos conviven, en el que mayores y niños comparten espacio y experiencia. Para rubricar que con proyectos como "As de Guía" estamos a formar a los ciudadanos de futuro en valores como la solidaridad. De ahí que Susana Crespo mostrase su satisfacción por el trabajo realizado, pero especialmente por la implicación de los niños en el proyecto que permite avanzar en la diversidad funcional, pero en positivo.

Además de valorar el compromiso de los niños que participaron, asumiendo su papel para contribuir a romper barreras de todos tipo y, lo que es más importante, prevenir malos hábitos, que es en estos momentos es uno de los objetivos.

Para Alba y Marina fue algo más que un juego, esa herramienta que se convirtió en vehículo de esos valores. Y así, contaban experiencias, como escribir con los pies, escribir carteles en braille, o utilizar palabras como empatía. Toda una experiencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias




Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos