29 de noviembre de 2018
29.11.2018

El rural ourensano registra un mayor número de entierros que de muertes

Los restos de muchas personas residentes en la capital, en las cabeceras de comarcas o en otros puntos de la geografía española reciben sepultura en su lugar de origen

29.11.2018 | 03:49
La diócesis de Ourense ha dado a conocer los datos del sínodo. // Brais Lorenzo

El rural ourensano registra mayor cantidad de entierros que de muertos, debido al retorno de los restos de un importante número de personas que residen en la capital de la provincia, en las cabeceras de comarca o en otros puntos de la geografía española. En términos generales, la provincia suma 631 muertes y contabiliza 887 entierros al año. El mayor problema que presenta es que no logra asegurarse el relevo generacional, al contar solo con 138 nacimientos, frente a las 631 muertes, tomando como base los datos correspondientes al trienio que va de 2013 a 2015, elaborados por el economista Manuel González Lorenzo para el sínodo de la diócesis, que utilizó como base la información aportada por los párrocos, en contraste con los que proporcionan distintos organismos oficiales.

El municipio de Xinzo de Limia contabiliza 103 defunciones al año, 112 entierros y tan solo 78 nacimientos; Cartelle, 58 defunciones, 107 entierros y 5 nacimientos; Cualedro, 44 defunciones, 57 entierros y 3 nacimientos; Baltar, 21 defunciones, 38 entierros y 3 nacimientos; Beariz, 16 defunciones, 26 entierros y 1 nacimiento; Os Blancos, 18 defunciones, 31 entierros y 2 nacimientos; A Bola, 21 defunciones, 30 entierros y 2 nacimientos; Carballeda de Avia, 27 defunciones, 32 entierros y 5 nacimientos; Cortegada, 17 muertos, 35 entierros y 3 nacimientos; Entrimo, 32 muertos, 37 entierros y 3 nacimientos; Gomesende, 10 muertos, 20 entierros y 1 nacimiento; Lobeira, 16 muertes, 30 entierros y 1 nacimiento; Lobios, 32 defunciones, 40 entierros y 6 nacimientos; Melón, 29 muertos, 34 entierros y 5 nacimientos; Oímbra, 31 defunciones, 47 entierros y 3 nacimientos; Padrenda, 36 muertes, 49 entierros y 6 nacimientos; Pontedeva, 7 defunciones, 13 entierros y 1 nacimiento; Quintela de Leirado, 12 muertes, 15 entierros y 1 nacimiento; Riós, 41 muertes, 47 entierros y 3 nacimientos; Sandiás, 20 muertes, 26 entierros y 3 nacimientos; Verea, 26 defunciones, 38 entierros y 1 nacimiento; Xunqueira de Espadañedo, 14 fallecidos, 20 entierros y 3 nacimientos; y en el conjunto de municipios de la provincia de Ourense que no son cabeceras de comarca se registraron 528 defunciones, 774 entierros y 61 nacimientos.

La evolución demográfica de la provincia es muy preocupante. Ourense tenía en su conjunto 345.241 habitantes en el año 2000, de los que en el año 2016 solo mantenía 314.853, lo que representa una caída de -8,80 puntos. Siguiendo esta misma progresión, en el año 2031 solo contaría con 275.094 habitantes, por lo que la caída será de -20,32 puntos desde el año 2000. La comarca de Ourense es la única que presenta una progresión positiva, con 142,130 habitantes en el año 2000 y 144.372 en el 2016. Sin embargo, en el año 2031 solo tendría 137.988 habitantes.

La comarca de Allariz-Maceda tenía 15.675 habitantes en el año 2000 y en el 2016 bajó a 14.268 habitantes, con una caída del 8,98 puntos. En 2031 tendría 12.174 habitantes según las previsiones. A Baixa Limia en el año 2000 sumaba 10.095 habitantes, de los que en el año 2016 solo quedaban 7.126 y está previsto que en el año 2031 tenga 5.172 habitantes, con una caída de 29,41 y de 48,77 puntos.

O Carballiño tenía 30.446 habitantes en el año 2000, de los que en 2016 conservaba 27.108, con una caída de 10,96 puntos. Está previsto que en 2031 tenga 22.744 habitantes. A Limia tenía en el año 2000 un total de 25.232, de los que en 2016 mantenía 21.111, con una caída de 16,33 puntos. Está previsto que en el año 2031 tenga 16.087, con una caída del 36,24 desde el año 2000.

O Ribeiro tenía 20.917 habitantes en el año 2000, de los que en 2016 mantenía 16.547, con una caída de 20,89 puntos. Está previsto que en 2031 tenga 12.429 habitantes, con una caída de 40,58 puntos. Terra de Caldelas en el año 2000 tenía 4.710 habitantes, de los que en 2016 conservaba 3.064, con 34,95 puntos menos. Está previsto que en el año 2031 tenga 1.984, con una caída de 57,88 puntos. Terra de Celanova contaba en el año 2000 con 23.171 habitantes, de los que en el año 2016 mantiene 17.960, con una caída de 22,49 puntos. Está previsto que en 2031 tenga 13.098 habitantes, con una caída de 43,47 puntos desde el año 2000.

Terra de Trives en el año 2000 tenía 6.102 habitantes, de los que en 2016 solo le quedaban 4.227, con un descenso de 30,73 puntos. En el año 2031 tendrá 3.191 habitantes, con una pérdida de 47,71 puntos. Valdeorras en el año 2000 tenía 29.052 habitantes, de los que en 2016 le quedaban 26.531, con una bajada de 8,68 puntos. En el año 2031 tendrá 23.523 habitantes, con una merma de 19,03 puntos. Verín en el año 2000 tenía 29.495, de los que en 2016 conservaba 26.556 habitantes, con una caída de 9,96 puntos. En el año 2031 tendrá 21.489 habitantes, con una caída de 27,14 puntos. Y Vianda do Bolo en el año 2000 tenía 8.216 habitantes, de los que en 2016 le quedaban 5.983, con un retroceso de 27,18 puntos. En el año 2031 tendrá 5.217, con una pérdida de 36,50 puntos.

Debido al fenómeno de la despoblación y a la merma de vocaciones, 4 sacerdotes de la diócesis tienen que atender 12 parroquias; 5 atienden 11 parroquias cada uno; 1 atiende diez; 4 tienen 9 parroquias a su cargo; 11 atienden 8 parroquias; y 10 atienden 7 parroquias cada uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias




Especial Navidad 2019

En estas fiestas, sobran los motivos para brindar con elaboraciones de Galicia, que despiden el año con un gran balance en todos los sentidos