28 de mayo de 2015
28.05.2015

El CIFP Portovello dedica una de sus aulas al fundador de Aixiña, Recaredo Paz

Destacan el compromiso vital del homenajeado con la "normalización de la vida de las personas con necesidades a todos los niveles: educativo, social, laboral y de ocio"

27.05.2015 | 22:40
Aula dedicada a Recaredo Paz. // Iñaki Osorio

El CIFP Portovello dedica el aula de la especialidad de "Atención a personas en situación de dependencia", en la que se imparten distintos módulos formativos, al fundador de Aixiña, Recaredo Paz Prieto, debido a que demostró, según el criterio de profesores y alumnos, "su compromiso vital con la normalización de la vida de las personas con necesidades a todos los niveles: educativo, social, laboral y de ocio".

Señalan como uno de los grandes hitos de su biografía, la fundación de Aixiña en 1991, asociación dedicada a la integración social y laboral de las personas con discapacidad física, parálisis cerebral y tercera edad dependiente.

El CIFP Portovello sigue manteniendo "intensos lazos" con Aixiña, entidad colaboradora en la formación en centros de trabajo de alumnado de las titulaciones de atención a personas mayores en situación de dependencia e integración social. "Fruto de esa colaboración, Recaredo Paz y otras personas han estado con nosotros, participando en diversas actividades a lo largo de los últimos años", indican.

El CIFP Portovello es un centro integrado de Formación Profesional de Ourense, en el que se imparten tres familias profesionales: administración de empresas, comercio y marketing y servicios socioculturales y a la comunidad. Las particularidades del centro hacen que las enseñanzas se repartan en dos edificios diferenciados. El edificio A alberga los estudios de administración y los de comercio, y el B acoge a la familia profesional de servicios socioculturales y a la comunidad.

Recaredo Paz Prieto nació el día 11 de abril de 1950 en Vilar (Taboadela), en el seno de una familia humilde. Falleció en Ourense en el año 2008. Vivió 58 años dejando la estela de "una persona extraordinaria" que realizó, cuando menos, una obra excepcional: "AIXIÑA". Recaredo tuvo dos hijos: Anxo Paz Cuña y AIXIÑA. Fue un luchador, honesto, decidido y valiente.Y además fue un hombre que tuvo un sueño y lo convirtió en una realidad, porque Reca "fue un visionario, llevando a la práctica una idea en la que creyó él y unos pocos más que lo fueron acompañando en su camino, corto en tiempo, muy breve, pero enormemente fructífero", destaca Aixiña.

Tras fundar AUXILIA, Paz creó AIXIÑA en el año 1991, el primer C.I.S. de Galicia que aunó la integración laboral y social. En marzo de 2008 la secretaria de Estado, Amparo

Valcarce, visitó AIXIÑA y le concedió un millón de euros para terminar la obra, que calificó como "ejemplar en el ámbito de la integración de la discapacidad física".

La primera lucha personal de Recaredo fue la adaptación a "su nueva circunstancia" de regreso a casa de sus padres, siendo su único hermano,Toño,12 años menor que él, quien se convirtió en "su primera silla de ruedas" y en un auténtico apoyo del adolescente que era y que recordaba pasar muchas horas en la ventana de casa de sus padres simplemente mirando y pensando.

Su segunda lucha fue en el ámbito laboral, por lo que pasó a llevar casi todo el peso de la pequeña tienda de sus padres y una plaza de funcionario en el Servicio de Recuperación y Rehabilitación de Minusválidos. La tercera, la deportiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores