07 de diciembre de 2012
07.12.2012
José Luis Ferro Iglesias - Alcalde de Celanova

"Aspiramos a que no metan palos en las ruedas para impedir la gobernabilidad"

"La renuncia de Montserrat Álvarez ha sido un daño colateral, que no se puede atribuir a una mala gestión que yo haya realizado"

07.12.2012 | 09:10
José Luis Ferro Iglesias. // J. Regal


-¿Usted confía en agotar el mandato, sin grandes sobresaltos?, a pesar de que ha perdido la mayoría en la corporación.

-Nosotros trataremos de negociar con los grupos de la oposición. Estamos abiertos a analizar todas las propuestas que presenten. A pesar de que se trata de una situación un poco anómala, nosotros somos los que hemos logrado la mayoría en las urnas y permanecemos en el gobierno.

-Más allá del pacto antitransfuguismo, que impide que los concejales del PSOE y BNG puedan apoyar una moción de censura para cambiar el gobierno con el respaldo de un tránsfuga, ambos grupos ya anunciaron que apoyarán las actuaciones que puedan favorecer más a los vecinos.

-Exactamente, esa debe de ser la línea, tanto de la concejala tránsfuga que abandonó el PP, Montserrat Álvarez Vispo, como de los grupos socialista y nacionalista. Nosotros no estamos aquí para resolver cuestiones personales, sino por el interés general de Celanova.

-¿La situación sería insufrible, si los diferentes grupos actúan en clave de desgaste político?

-Sería decepcionante. Pero al final del mandato, tendrían que rendir cuentas a los vecinos.

-¿La decepción ha sido grande en el seno del PP, al comprobar que había fallado el fichaje de la nueva edil?

-Yo he tenido que asumir una lista que no es la mía. A mí me ha tocado de rebote. Ha sido un daño colateral, que no se puede atribuir a una mala gestión que yo haya realizado.

-¿En qué situación laboral se encuentra la concejala tránsfuga?, que exigía una dedicación exclusiva.

-Había trabajado como administrativa en varias empresas. En la actualidad se encuentra en el paro.

-Ha jugado fuerte.

-Está claro que Montserrat Álvarez Vispo ha optado por una salida de corto recorrido político. Dentro de dos años no tendrá ningún partido que la acoja.

-Como independiente, tendría muy complicada su reelección dentro de dos años.

-A mí me da pena, que haya cogido el camino político equivocado.

-Un concejal del BNG sostiene que la edil tránsfuga tiene en sus manos el gobierno de Celanova.

-Tendrán que apoyar las medidas que favorezcan a los vecinos, como han anunciado en reiteradas ocasiones. Nosotros aspiramos a que no pongan palos en las ruedas, para impedir la gobernabilidad de Celanova.

-Usted ha tenido un bautismo difícil, en el ámbito político. Primero se encontró con la sorpresa de que varios concejales del PP aspiraban a lograr la Alcaldía, después de que el exregidor decidiera abandonar el cargo para concurrir como candidato a diputado autonómico. Y luego salió el problema por donde menos lo esperaban.

-A mí no se me había pasado por la mente la posibilidad de que Montserrat Álvarez exigiera una dedicación exclusiva, antes de abandonar el grupo de gobierno.

-¿Usted se comprometió a darle una paga, para que respaldara su candidatura a la Alcaldía?

-No, en aquel momento había un vacío de poder. Yo no podía decidir nada, porque aún no era alcalde.

-Tenía que escuchar a todos los concejales del PP, para adoptar la decisión por consenso y evitar que se pudiera romper el grupo por otro sitio.

-Exactamente, yo no podía beneficiar a un compañero, discriminando a otro, porque eso generaría problemas. En los dos años que me quedan en el cargo, yo tengo que respetar los compromisos que tenía Antonio Mouriño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
En estas fiestas, sobran los motivos para beber elaboraciones de vino gallego. En 2018, Galicia firmó la segunda mejor cosecha de su historiay nuestras bodegas despiden el año con un buen balance en todos los sectores